NEGOCIOS INMOBILIARIOS

El Gobierno quiere desalojar el shopping Distrito Arcos

Para avanzar con un proyecto urbanístico, el Gobierno Nacional busca desalojar el shopping a cielo abierto de Palermo.


El shopping Distrito Arcos, el complejo comercial a cielo abierto ubicado en el barrio de Palermo, vuelve a estar en medio de una polémica. El Gobierno nacional, a través de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) está impulsando el desalojo del predio para avanzar con un proyecto urbanístico. La causa judicial que busca ponerle fin a la concesión es de 2015, la tramita el Juzgado Nacional en lo Contencioso Administrativo Federal Numero 5, informa Infobae.
 
El plan de la AABE es continuar desocupando predios ferroviarios del barrio de Palermo para el desarrollo del proyecto Palermo Green —con espacios públicos, viviendas, oficinas y locales comerciales— que se extenderá sobre los terrenos de la zona luego de la finalización de las obras de elevación de las vías del ferrocarril San Martín. Hace dos semanas, con ese mismo objetivo, se desalojaron  la estación de servicio Shell y el boliche Brook, que funcionaban sobre la avenida Juan B. Justo entre Honduras y Gorriti.
 
Desde AABE confirmaron a Infobae que el desarrollo urbanístico también avanzará sobre el predio que actualmente ocupa el shopping, delimitado por las avenidas Juan B. Justo y Santa Fe y las calles Paraguay y Godoy Cruz.
 
Entre los argumentos del organismo para pedir el fin de la concesión y desalojo del shopping es que el contrato actual entre Arcos del Gourmet, la sociedad anónima que administra el centro comercial, y el Estado Nacional es una readecuación de un contrato anterior de concesión firmado en 2003, donde se estipulaba que el destino del predio debía tener "fines gastronómicos" y que se hizo sin licitación pública.
 
Arcos del Gourmet es propiedad de IRSA, el principal desarrollador de shoppings del país que administra, entre otros, el shopping Abasto, Alto Palermo, DOT, Alcorta y Patio Bullrich. La inversión que realizó para la apertura de Distrito Arcos, uno de los pocos centros comerciales a cielo abierto de la ciudad, fue de USD 60 millones. Se inauguró el 18 de diciembre de 2014, un año después de lo previsto por otro conflicto con un grupo de abogados y asociaciones de comerciantes que impusieron un amparo porque consideraban que tendría un impacto negativo en sus negocios.
 
Como el tema está judicializado desde 2015, IRSA paga el canon correspondiente a través de un depósito judicial mensual en una cuenta del Banco Nación. El último depósito fue de $248.520 (unos USD 6.000) más otros $7.455 de tasa judicial por el alquiler del mes de febrero. IRSA explica que la decisión de no actualizar el canon es de AABE y no de la empresa.
 
El pasado viernes 15 de marzo, Arcos del Gourmet, solicitó ante el Juzgado Nacional en lo Contencioso Administrativo Federal N° 5 una medida cautelar para suspender cualquier procedimiento judicial de desalojo que se pretenda ejecutar, de modo forzado, hasta tanto se dicte una sentencia definitiva en el juicio de nulidad de la concesión.


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?