HOY A LAS 18 EN EL OBELISCO

“Florecer por Marielle Franco”: manifestación para pedir justicia por el asesinato de la concejal brasilera

En medio del escándalo por los vínculos entre Jair Bolsonaro y las personas detenidas por la muerte de la activista feminista, se cumple un año de los trágicos hechos. El Coletivo Passarinho realizará un acto en el Obelisco esta tarde.

Hace un año, la líder social y concejal de Río de Janeiro, Marielle Franco, fue ejecutada junto con su chofer, Anderson Gomes. Esta semana se conocieron vínculos estrechos entre las personas detenidas por su muerte y el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. En ese sentido, desde el Colectivo Passarinho harán hoy a las 18 un acto en los pies del Obelisco para reclamar justicia.

“Mujer negra, villera, feminista, lesbiana, defensora de los derechos humanos, Marielle personificaba la unión de las luchas en defensa de las poblaciones más vulneradas”, argumentan en un comunicado. Y recalcan que todavía no hay “respuestas satisfactorias” ni “justicia por esa cobarde ejecución”. Sin embargo, “Marielle se ha transformado en un símbolo internacional de resistencia y de la nueva política que queremos para nuestra región”, explicaron.

Esta semana se conocieron nuevas detenciones en la causa que investiga el asesinato de la activista feminista. Dos de las personas detenidas pertenecen al Escritório do Crime (Oficina del crimen). Además, uno de ellos, Ronnie Lessa, un exsargento de la Policía Militar, vivía en una casa en el mismo complejo residencial donde residía la familia Bolsonaro, en el barrio de Barra da Tijuca, en Río de Janeiro. Cinco miembros de Escritório do Crime, declararon que Lessa fue uno de los que disparó contra el auto de Franco.

Otro de los detenidos también fue parte de la Policía Militar. Se trata del exsargento llamado Élcio de Queiróz, que según los delatores era quien manejaba el vehículo que persiguió el de Marielle Franco y su equipo por las calles del centro de Río durante el asesinato, ocurrido hace casi un año.

El tercer sospechoso es el ex capitán Adriano Magalhães, quien se encuentra prófugo. Él es señalado como uno de los autores intelectuales del asesinato. Magalhães fue el primero en ser relacionado con la familia Bolsonaro, ya que su esposa estaba registrada como asesora de la oficina de Flávio Bolsonaro cuando este era diputado regional por el Estado de Río de Janeiro.

No existe hasta ahora ningún indicio que apunte a la participación directa de los Bolsonaro en el crimen de Marielle Franco. Lo que sí hay son coincidencias que demuestran que al menos dos sospechosos que participaron del atentado a la concejala tenían alguna relación con la familia presidencial, sea viviendo en el mismo complejo residencial o porque el hijo del presidente empleaba a dos parientes suyas en su oficina.

“Entre números espantosos de asesinatos de líderes sociales en nuestra región en los últimos años, evocamos a tantos otros ejemplos de lucha víctimas de atentados políticos, como Berta Cáceres y Santiago Maldonado. Es imprescindible reconocer su importancia como defensores de los derechos humanos en una América Latina nuevamente tomada por gobiernos que promueven la exclusión y la muerte de los más vulnerados. Y es imprescindible reafirmar que el Estado es responsable por tamaña injusticia”, concluyeron.

COMENTARIOS


ENCUESTA

Elecciones 2019: ¿Creés que habrá segunda vuelta en la Ciudad?