UN MES SIN CARLA SOGGIU

Familiares y amigos realizaron una marcha de velas por verdad y justicia

Reclaman avances en la investigación por la joven que desapareció en el barrio porteño de Nueva Pompeya y fue encontrada muerta en el Riachuelo, tras activar dos veces el botón antipánico.



Los familiares y amigos de Carla Soggiu, la joven que desapareció en Nueva Pompeya tras activar dos veces el botón antipánico y fue hallada sin vida días más tarde en el Riachuelo, realizaron ayer una marcha de velas por verdad y justicia.

El caso de Carla dejó en evidencia –otra vez- las falencias del sistema de botones antipánico como herramienta de pedido de auxilio en casos de violencia de género. Más aún, una investigación periodística reveló que el sistema de localización no funcionaba bien cuando ella desapareció, porque el Gobierno de la Ciudad no contrató a tiempo a una nueva firma ante el vencimiento del contrato de la proveedora anterior a cargo de las geolocalizaciones.

“El abogado solicitó los contratos de las dos empresas involucradas en el tema de la geolocalización por el botón antipánico, pero aún estamos sin novedad”, contaron desde la familia Soggiu, en diálogo con Nueva Ciudad. Y agregaron que tampoco obtuvieron respuesta sobre los pedidos de videos de las cámaras de Policía y privadas que están en la zona industrial del barrio.

Familiares y amigos reclaman que continúen las investigaciones para saber qué pasó con Carla, cómo llegó a esa zona del Riachuelo donde fue hallado su cadáver, por qué no la ayudó la Policía porteña ante sus dos pedidos de ayuda vía botón antipánico. A un mes, las preguntas siguen.








COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?