LEGISLATURA PORTEÑA

Tras la aprobación del proyecto en la Legislatura, los taxistas deberán asociarse a una aplicación

La aplicación BA Taxis permitirá a los usuarios disponer de mayores facilidades de pago y poder evaluar el servicio.

Con 42 votos a favor, 13 en contra y 5 abstenciones los legisladores porteños aprobaron la creación de una aplicación para taxis llamada BA Taxis, que buscará competir directamente con las famosas apps de transporte de pasajeros. La nueva aplicación permitirá calificar al chofer, pagar con tarjetas de crédito o débito y obtener un detalle de las rutas convenientes para trasladarse de un punto a otro.

La presidenta de la Comisión de Tránsito y Transporte, Cristina García, explicó que la normativa “viene a garantizar un servicio de transporte seguro y de calidad” y recordó que “nuestro servicio de taxis está compuesto por 37 mil vehículos debidamente identificados, para que puedan ser reconocibles, y está haciendo un esfuerzo muy grande por renovar todos los automóviles para que sean nuevos y con aire acondicionado”. “La aplicación será obligatoria para todas los taxis, al igual que el pago electrónico”, resaltó.

Por su parte, Natalia Fidel defendió el proyecto: “Planificar la ciudad de los próximos años implica, entre otros aspectos, mejorar la calidad del transporte público, y los taxis son una parte de ese universo. Hoy existen herramientas que pueden ayudar a elevar el nivel de seguridad de los choferes y pasajeros, y si están disponibles hay que aprovecharlas". 

Y agregó: “La tecnología nos permite mejorar la movilidad de la Ciudad, en este caso porque le da al Estado mayor capacidad para monitorear los viajes que realizan los taxis y, además, porque aumenta el estándar de calidad del servicio que brindan.” La oposición votó en contra de la normativa.

En ese sentido, el legislador de AyL Fernando Vilardo indicó que “acá se está discutiendo la ‘uberización’ del taxi, con todo lo que eso implica, y nosotros no estamos en contra de la tecnología pero hay que ser cuidadosos para que no se termine precarizando el trabajo”. “Este proyecto iría a favor de la eficiencia del trabajo, pero en realidad se está obligando a los trabajadores a trabajar más para poder llegar a fin de mes”, advirtió.

En la misma línea, Sergio Abrevaya (GEN) indicó que “el proyecto tuvo un impulso de modernización del sistema, no está mal motivado, la idea de que el usuario pueda intervenir calificando como ha sido el servicio permitirá mejorar una serie de errores en el sistema de taxis” y sentenció que “tiene un problema económico y es que lo complica aún más al taxi en la competencia con las otras aplicaciones, que aunque son ilegales funcionan en la Ciudad”.

Desde Unidad Ciudadana, Paula Penacca, manifestó que “el problema es que genera un perjuicio a los taxistas y los usuarios, en un contexto de crisis económica y de competencia desleal que le genera Uber” y remarcó que “el Gobierno tiene que aplicar medidas para que Uber no funcione a la Ciudad y que esto no”.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?