VIVIENDA

Alerta para los inquilinos: advierten sobre el impacto de Airbnb en el mercado inmobiliario porteño

¿Cómo afecta la oferta de alquileres temporarios en la Ciudad? Un estudio enciende la alarma sobre el desplazamiento de propiedades de alquiler tradicional hacia alquileres temporarios y aumentos en los precios de los alquileres a largo plazo.



Mientras sigue abierta la legislación sobre alquileres a nivel nacional y en el ámbito porteño la problemática habitacional de los inquilinos continúa siendo una de las grandes cuestiones a resolver, otro factor de preocupación se suma a la lista. El uso de plataformas digitales para alquileres temporarios crece aceleradamente, y advierten sobre su impacto negativo sobre el acceso a la vivienda.

“Mientras que la presión de los elevados precios del suelo en las principales ciudades del turismo mundial hace proliferar las compras de viviendas por inversores, el alquiler temporario despliega formas corporativas que reproducen el negocio inmobiliario tradicional”, analizó Guadalupe Granero, coordinadora del área de Urbanismo del Centro de Estudios Metropolitanos (CEM), sobre el impacto de Airbnb –emblema de este tipo de plataformas- en el mercado inmobiliario de Buenos Aires. 

En un ensayo publicado este martes, la investigadora consignó, en base a estudios en distintas ciudades, que “los principales hallazgos de investigaciones académicas recientes demuestran el desplazamiento de propiedades de alquiler tradicional hacia alquileres temporarios y aportan evidencia sobre el aumento en los precios de los alquileres a largo plazo”.

En territorio porteño, una estimación trazada a mediados del año pasado daba cuenta de que Airbnb estaba ofreciendo 27.635 plazas de alojamiento, distribuidas principalmente en ofertas de departamentos de hasta cuatro personas. “Lo interesante es la estimación de concentración: el 1% de los anfitriones que recaudaron más explican más de un tercio de las ganancias. Ampliando un poco al 10% con mayores ingresos, las ganancias que concentran representan el 80% del total”, señaló Granero.

Actualmente, de acuerdo a los datos capturados por AirDNA, en Buenos Aires existen 11.509 ofertas activas, de las cuales el 73% corresponden a propiedades completas, con una mayoría de la oferta en el eje desde La Boca-San Telmo hacia Barrio Norte-Palermo: la zona turística de la ciudad.

Granero concluyó que “Buenos Aires parece ser aún un mercado incipiente para Airbnb, donde el alquiler temporario a través de plataformas digitales no es masivo. Sin embargo, a partir de la experiencia de otras ciudades, es relevante estudiar la situación actual y las tendencias -tanto por la condición de destino turístico como por los problemas emergentes de un mercado inmobiliario desregulado- para desarrollar estrategias que tengan como eje garantizar el acceso a la vivienda para los habitantes de la ciudad”.


COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?