COMUNA 11

Desalojaron el bar Adela’s en Villa del Parque

La confitería cerró el 31 de julio pasado dejando a sus 13 empleados sin trabajo. Los trabajadores mantenían desde entonces una toma pacífica del local en reclamo de sus fuentes laborales. Ayer por la mañana, fueron desalojados del lugar.


El martes 31 de julio el bar Adela’s, ubicado en Cuenca 2775, en el barrio de Villa del Parque, cerró dejando a 13 personas sin trabajo. El dueño ofreció a los trabajadores una indemnización por debajo de lo que estipula la ley. Ellos mantuvieron desde entonces una toma pacífica en el lugar, proponiendo reabrir como cooperativa. Iniciaron acciones legales por juicio laboral. Ayer por la mañana la Policía de la Ciudad llegó para vallar la cuadra y desalojar el local.
 
“Es el desenlace de lo que viene pasando desde el 25 de julio pasado, cuando vino Pablo Heras socio gerente de la firma, con un abogado de la firma 5 Hispanos, y nos hicieron una propuesta en la que teníamos que renunciar para cobrar la mitad de la indemnización. Nosotros no accedimos de entrada. Pensábamos que teníamos más margen, pero cerraron el 31 de julio. Ese fue el último día”, explica a Devoto Magazine el mozo Diego Santillán.
 
“Seis días antes vinieron, nos dijeron que nos quedábamos sin trabajo y nos propusieron renunciar para pagarnos la mitad de lo que nos correspondía. Nosotros dijimos que no, ofrecimos conformar una cooperativa porque habíamos tenido contacto con la gente de MENER (Movimiento de Empresas Recuperadas), y les hicimos la propuesta, porque era lógica. Proponíamos que como parte de la indemnización que nos correspondía, nos dejen las instalaciones del local para continuar con un contrato, alquilar, nos habían dicho que sí en un principio, pero luego cuando vinimos estaba todo cerrado y tapado y habían sacado todas las mesas”, continúa Santillán.
 

“Vino Pablo Heras, nos dijo que no podíamos estar ahí que ya no teníamos vínculo laboral, pero nos deben los sueldos de junio, julio, aguinaldo del primer semestre del año, y pretendía que nos vayamos. Pero nosotros nos quedamos. Nos hicieron una denuncia por usurpación que nos complicó, porque la Fiscal no accedió a que se trataba de un conflicto laboral, incluso fuimos a conciliación. Dijeron que iban a interceder para que se frene la denuncia por usurpación, pero parece que quedó en la nada porque hoy (por ayer) a las 6 de la mañana vinieron más de 120 policías, vallaron la calle Cuenca entre Nogoyá y Baigorria, sacaron a tres compañeros que quedaban ahí adentro desde que empezó todo esto”, detalló Santillán.
 
La comunera por Unidad Ciudadana Delfina Velázquez se solidarizó con los trabajadores desde que se hizo efectivo el cierre del local, acompañando el reclamo ante el Ministerio de Trabajo y en busca de una conciliación. “Acá están los recursos de seguridad que ostenta este Gobierno para ricos. Impidiendo el derecho a trabajar a las víctimas del ajuste. Ningún funcionario se hizo presente”, declaró Velázquez.


COMENTARIOS



UBICACIÓN


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?