SIGUE LA POLÉMICA POR “CHAU PANERAS”

Crecen las críticas por el recorte del menú escolar porteño: “Los chicos están volviendo a casa con hambre”

Padres y madres de una comunidad educativa de la Villa 21-24 y Zavaleta juntan firmas para reclamar contra el recorte en el menú del comedor y las viandas escolares. “Vamos a pedir que les den el menú como corresponde, porque están volviendo los chicos con hambre”.



“Un día les dieron manzana con leche. Otro día banana con agua para desayunar. Los chicos están volviendo a casa con hambre”, advirtió Nohely Ponte, mamá de un chico de cuatro años que asiste al Jardín 7 del Distrito 5 de Barracas, adonde cursan nenes y nenas de la Villa 21-24 y Zavaleta. Su relato se sumó a las críticas que desató la implementación del nuevo menú en las escuelas públicas porteñas, bautizado “Chau paneras”, que apunta a reducir los hidratos de carbono de la dieta de los estudiantes y, según la versión oficial, reemplazarlos por otros nutrientes más saludables.

“Hace una semana comenzaron los ajustes en el desayuno y almuerzo de los nenes. De almuerzo, polenta con dos trozos de carne. Todo medido en gramos cada porción. Los platos son muy chicos. Trajeron tres cajas de bananas para 400 niños del turno mañana. Y en la tarde hay 350 niños más. Les sacaron el alfajor del desayuno y les sacaron el pan”, agregó Ponte. La mujer contó a Nueva Ciudad que, tras una reunión de padres, los docentes le informaron sobre los cambios en el menú: “Yo me daba cuenta que mi nene venía con hambre. Antes no lo hacía desayunar para que no desayune doble. Ahora no. Y la seño me dijo que le tuvo que dar su comida a nenes que estaban pasando hambre. Hay chicos de la villa que sólo comen cuando van al jardín”.

“Antes se llevaban viandas los viernes, para el fin de semana. Daban leche, viandas. Además arrancamos el año mal porque antes los días de paro y capacitación daban viandas. Pero el día de inicio escolar la directora dijo que ese día no había viandas y dijo que no enviaría los días de capacitación ni paro ni nada”, alertó. Por eso, padres y madres de esa comunidad educativa se reunirán este miércoles para juntar firmas y presentar un escrito en la defensoría pública. “Vamos a pedir que les den el menú como corresponde, porque están volviendo los chicos con hambre”, remarcó.

Desde que comenzó a implementarse “Chau paneras”, el 16 de abril pasado, comenzaron a circular fotos y comentarios críticos del nuevo menú, tanto por parte de padres como de docentes. Si bien en muchos casos reconocen que el objetivo de una alimentación más saludable es positivo, advierten que en los hechos la quita del pan y otros productos se tradujo en un recorte de raciones.

“Sabemos que el solo hecho de sacar el pan de la mesa es un simple recorte y no un mejoramiento de la calidad alimentaria”, advirtió la Unión de Trabajadores de la Educación cuando se difundió el nuevo menú. Muchas escuelas de la Ciudad enviaron notas a los padres anticipando los cambios. En algunos casos, solicitando refuerzos mediante el cuaderno de comunicaciones. Ocurrió, por caso, en la Escuela N.12 D. E.:11 Reconquista, en Flores, donde la dirección informó que se retiraría el pan del menú y agregó: “Sugerimos enviar un refuerzo para los recreos para aquellos niños que no les guste en su totalidad el menú”.


COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?