Música

Aínda dúo: “Tratamos de recrearnos con nuestras propias canciones”

Bien en silencio, como mucha de sus bandas colegas, fueron construyendo un lugar en la nueva y vital escena indie folk local a base, sobre todo, de muy bien logradas versiones de clásicos como Sueño de Ypacaraí, Canción de bañar la luna de María Elena Walsh o Jacinta, de Eduardo Mateo. Hoy Ainda Dúo, es decir, Yago Escribá y Esmeralda Escalante, presentan “Segundo” su, claro, segundo trabajo, conformado casi completamente por canciones propias, en el CCK.


Por Sebastián Scigliano

¿Qué cambió entre el primer disco y este que presentan hoy?
Yago Escribá: Sobre todo, la instrumentación y la cantidad de músicos. En el primer disco buscamos un sonido más íntimo, más acústico, más reproducible en vivo. En este decidimos meter todo lo que pudiéramos, todos los músicos amigos que se prendan. Por suerte, para esta presentación van a estar todos. Ya suena como una banda, dejó de sonar como un dúo.

¿Y desde el repertorio?
Esmeralda Escalante: En este disco las canciones son casi todas nuestras. Nos gusta componer y preferimos hacer nuestra música, aunque de todas formas nos encanta hacer versiones y las seguimos haciendo.

YE: Uno, nuestro primer disco, nos dio la confianza de esos cinco temas nuestros que incluimos y ahora, en segundo, nos largamos a que entero el disco con canciones nuestras.

Se hicieron conocidos por el estilo que tienen para las versiones, bien propio. ¿Dónde quedó eso en este disco?
YE: De a poco nos estamos desprendiendo de eso. Es muy lindo que gusten versiones que hacés vos de música conocida que, si las mostramos, es porque creemos que algo de nosotros tienen. Por ahí la escucha de esas versiones permitió que la gente escuchara nuestras canciones.

EE: No sé, de todas formas, si nos estamos desprendiendo de las versiones. Creo que eso va estar siempre, pero tal vez no es donde ahora tenemos el foco.

“El paraíso es ahora”, dice una de sus letras, algo que tiene que ver con cierta frescura en las canciones propuestas, algo de presente muy marcado. ¿Eso es una cosa buscada?
EE: No sé si en las canciones, solamente, en la vida misma. Como músicos atravesamos muchas ansiedades y en ese vértigo muchas veces te olvidás de disfrutar muchas cosas, de estar presentes y esa es una temática que está en todo el disco.

YE: Tratamos de recrearnos con nuestras propias canciones lo que queremos de la vida. Hace poco en una entrevista nos decían que nuestras letras son utópicas, pero que sean utópica no quiere decir que no existan.

El disco está lleno de instrumentos de cuerdas, ¿por qué?
EE: Nos pasó que los músicos que se fueron sumando se sumaron desde sus instrumentos, no sé si con tanta conciencia.

YE: Tuvimos la suerte de cruzarnos con músicos muy  “cordales”, pero también es que sigue estando la impronta acústica, aunque haya habido cambios desde el primer disco. Y la guitarra para eso es única, es una sensación de madera, se siente y nos gusta mucho.


¿A quiénes escuchan?
EE: Siempre arranco con Joni Mitchell, estamos escuchando también el último disco de Loli Molina, a quien conocimos hace poco y pegamos re buena onda.

YE: Gastamos el último disco de Lucio Mantel, Confín, que está tremendo, también, y yo estoy escuchando a una banda japonesa, que se llama Lamp, muy spinetiana, muy buena.

EE: Se nos dio por escuchar mucho la escena argentina actual, lo que pasa ahora por acá. Hay mucha música, es tremendo.

¿Y dúos, como ustedes?
YE: El primer dúo, que está más presente en el primer disco, claro, son Juan Quintero y Luna Monti, que tienen bien clara esa cosa maravillosa del dúo y sacamos cositas de ellos. El Dúo salteño, también, que es un clásico; escuchamos las voces que arman, las armonías que usan, aunque en este segundo disco nos alejamos un poco.

EE: Siempre que nos preguntan una referencia, pasa que casi nunca se parece a lo que terminamos haciendo. Qué se yo, me encanta Stevie Wonder, por ejemplo. Hicimos cosas con Alejandro y María Laura, los peruanos, que son geniales.

¿Cómo sienten que los ve la escena musical local?
EE: Por suerte somos medio comodín y entramos en varios lugares.

YE: Entramos en el folklore, en el folk, qué se yo, nos tienen bien considerados en varios circuitos. Están pasando cosas muy copadas, bandas muy nuevas con muy buenas cosas.

¿Se sienten cómodos con ese lugar de comodín?
EE: Nos encanta. Hace un par de semanas tocamos en festival con bandas de otros palos y estuvo genial, te abre la cabeza ver y escuchar propuestas tan distintas.

YE: También compartir con Lucio Mantel o con Loli Molina, que están en otro plano, está muy bueno, poder pasar por todos esos lados.

La única canción que está en el disco y no es de ustedes es de Guillermo Klein, ¿por qué?
YE: Porque fue nuestro maestro. Esa canción nos la mostró en una clase, cuando la estaba empezando a componer y desde entonces la quisimos tocar. Además, porque creo que es la única canción de él que podríamos tocar (risas). Es muy importante él para nosotros, en todo el disco tiene mucho que ver, porque muchas de las canciones que están en el disco aparecieron trabajando con él. Era una forma de regalarle una canción en el disco y también “La ronda” está dedicado a Guillermo.

Hablamos antes de la colaboración de otros músicos en el disco y eso es una cosa que se repite con muchos artistas de su generación. ¿Qué piensan de eso?
EE: Lo disfrutamos mucho. Se siente que no hay competencia entre nosotros. Siempre todo el mundo está dispuesto a sumar y nadie está cuidando su “nicho”.

YE: Siempre más música va a generar más música. A nosotros nos asocian mucho con Perota Chingó, por ejemplo, hay algo ahí que nos conecta. Y la gente las escucha a ellas, que tiene una llegada mundial y, de repente, terminan en un video nuestro.

EE: Ya no pasa eso de que viene una persona que te pone todo para que seas una “estrella”. Está más dada la cosa para compartir con los demás.

Nadie parece estar buscando eso, ahora, igual.
YE: Es que para nosotros tampoco existe otro camino que ese. Ahora se puso como de moda eso de la independencia, de jugar con eso y, para nosotros, no existe otro camino que la independencia, no es que jugamos a ser independientes. No estamos esperando que Sony venga y nos contrate, porque tampoco ofrecemos algo así. Siempre estamos pensando en disfrutar ahora, con los amigos y compañeros que se sumen y no esperando algo que vaya a suceder no se sabe cuándo. 


COMENTARIOS



UBICACIÓN


ENCUESTA

Elecciones 2019: ¿Creés que habrá segunda vuelta en la Ciudad?