OPINIÓN

Los presentes calamitosos como garantía de futuros venturosos

Durante la inauguración de las sesiones ordinarias del Congreso, Macri declaró: "Basta de regalarnos el presente para robarnos el futuro”. Al parecer, los futuros venturosos requieren de presentes calamitosos.

Sebastián Fernández

Termina otra semana trepidante en la que no tuvimos noticias de la lluvia de inversiones pero tampoco de la Pobreza Cero; es decir, una de cal y otra de arena. Además, como bien señaló el ministro Nicolás Dujovne, el salario, que según su predecesor no había perdido poder adquisitivo, ahora empieza a recuperarse. Una noticia alentadora.

La semana pasada, el presidente Mauricio Macri inauguró las sesiones ordinarias del Congreso. En estos tiempos de intenciones vaporosas y discursos de helio, debemos agradecerle la honesta declaración de principios que nos ofreció: “Basta de regalarnos el presente para robarnos el futuro”. Al parecer, los futuros venturosos requieren de presentes calamitosos. En efecto, empobrecer a los padres enriquece a los hijos, como lo sabe cualquier economista serio. Además, nadie ignora que mejorar el presente es una obsesión populista.

Lo que no deja de asombrarnos es que la advertencia presidencial significaría que sus políticas, al mejorarle el presente, le han robado el futuro a mucha gente, empezando por los holdouts, los exportadores de soja, las mineras, los bancos, las empresas de servicios e incluso Clarín, a quién le mejoró el presente eliminando la ley de medios y regalándole el 4G. ¿Paul Singer, Héctor Magnetto o los accionistas de la Barrick Gold comprenderán la trampa en la que cayeron gracias a la supuesta generosidad presidencial? ¿Los empresarios que exigen impuestos y salarios más bajos para mejorar sus márgenes de ganancia actuales no comprenden que así hipotecan el futuro de sus empresas?

Además, lo que es aún más preocupante, al mejorar el presente de sus empresas familiares, Macri estaría empeorando el futuro de su familia, incluyendo el de sus propios hijos.¿Cuánto más vamos a esperar antes de salir en defensa del patrimonio futuro de Antonia? ¿Un juez de menores no podría actuar de oficio?

Lo que también nos asombra un poco es que endeudarnos equivalga a proteger nuestro futuro. Hay algo que no nos cierra en esa idea pero es cierto que no somos economistas serios como para andar opinando sobre temas tan complejos.    En su discurso, Macri habló también de autos que se manejan solos, inteligencia artificial y robots. Todas esas maravillas que conseguiremos desarrollar apenas el ministro Lino Barañao logre reducir “la excesiva cantidad de investigadores” que le vinieron con la pesada herencia.

Durante toda la semana, nuestros periodistas independientes llegaron a las mismas conclusiones que la gobenadora María Eugenia Vidal con respecto al reclamo docente, pero de forma independiente, y eso es lo importante. Ocurre que cuando gobernaba el kirchnerismo, los paros docentes eran su culpa; en cambio ahora que gobierna el macrismo, también.

A través de las redes sociales, miles de voluntarios espontáneos se ofrecieron para reemplazar a los docentes en huelga. Al parecer, quienes analizan con lupa el diploma analítico de Baradel para establecer si es idóneo para ocupar el cargo sindical para el que fue elegido, aceptarían sin chistar que sus hijos sean educados por desconocidos cuyo única cualidad comprobable sería agregar su nombre en una lista. “Desde el poder ilusorio de las redes sociales el macrismo ensaya un nuevo error: el voluntariado como UBER de la docencia”, escribió con pluma florida Jorge Asís. 

Luego de rechazar un supuesto conflicto de intereses” en la licitación en la que se presentó la colombiana Avianca, que compró MacAir al Grupo Macri, el ministro Guillo Dietrich anunció que el gobierno postergará dicha licitación “para prevenir cualquier conflicto de intereses”. Es decir que no sólo no había conflictos de intereses sino que además se intentará evitarlos. Como en el caso de la recesión que no existía y se terminó, y los sueldos que no perdieron poder adquisitivo pero ahora se recuperan, estaríamos frente a otro ejemplo de Gobierno de Schrödinger, que está y no está a la vez.

El asombro cuántico siguió cuando el presidente, en medio del paro nacional docente, inauguró en Jujuy un nuevo ciclo lectivo que no empezó. Un alumno, convocado como extra, se dedicó a hacer algunas morisquetas. Tememos que Gerardo I, emperador del Sol Poniente, Mariscal del Altiplano, Protector de la Justicia y Azote de Dios, lo acuse de ser oficial de la Tupac y el chico termine en prisión preventiva.

Todo lo que quieran pero ya no le tenemos miedo al censista.  

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Qué opinás de la frase de Macri: "Ojo con aquellos que son cómplices de lo que sucedió la década pasada; van a terminar todos presos"?