IGUALDAD

Los nuevos números de CUIT y CUIL no distinguirán el género de las personas

Desde ahora los prefijos de esta identificación serán genéricos y aleatorios. Es para respetar el género autopercibido de las personas.


La Anses y la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) establecieron que los prefijos utilizados para la generación de los nuevos números de CUIT y CUIL serán asignados de forma aleatoria, medida que permitirá "que ambas claves sean de carácter genérico y no binarias en términos de sexo/género", informó el organismo.
 
La resolución fue rubricada por las titulares de la Anses, Fernanda Raverta, y de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, con la participación de la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elisabeth Gómez Alcorta, y su par de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Claudio Moroni.
 
La medida abandona el criterio binario de asignación de prefijos para las nuevas CUIT y CUIL que se otorguen de manera que los números que se anteponen en dichas claves al DNI dejarán de distinguir el género de las personas.
 
Raverta sostuvo que el convenio "busca dejar de naturalizar cuestiones que por motivos administrativos o por rutina no se habían cambiado, pese a que se había modificado la ley. Administrativamente nuestros organismos querían estar adaptados a un tiempo distinto. Un tiempo que construyó la lucha de los colectivos y que lo hizo posible un gobierno, el gobierno de Néstor y Cristina".
 
La titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, destacó que "la decisión del Gobierno representa un avance para garantizar la libertad de todas las personas a la hora de ejercer el género autopercibido". Y resaltó la importancia de "trabajar en la implementación de políticas y programas con enfoque de diversidad y de género para promover el respeto a los derechos de las personas, su aceptación e inclusión social".
 
El nuevo sistema de generación de números de CUIT y CUIL entrará en vigencia en un plazo de 180 días. La norma establece que quienes lo requieran podrán solicitar la emisión de nuevos números de CUIT y CUIL genéricos, cuyos prefijos serán asignados de modo aleatorio, y que para tal fin se conformará una Comisión de Trabajo que determinará los procedimientos y plazos para garantizar la trazabilidad de los datos.
 
La normativa rubricada entre la Anses y la AFIP se enmarca en la decisión de incluir la perspectiva de género y diversidad en los planes estratégicos de ambos organismos y forma parte de los compromisos asumidos en el Plan Nacional de Igualdad en la Diversidad (2021/2023) elaborado por el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad juntamente con todos los organismos públicos.
 
Por su parte, la organización 100% Diversidad y Derechos celebró como un avance en las políticas de igualdad y diversidad la decisión y aseguró que la medida permitirá a las personas trans solicitar un nuevo número, reclamo que se encontraba pendiente desde la sanción de la Ley de Identidad de género.
 
María Laura Cardozo, vicepresidenta de la organización sostuvo que la resolución "ofrece una alternativa inclusiva sin marcas de género ya que su presencia en documentos oficiales sin que tenga la finalidad de visibilizar o incluir a las mujeres y la diversidad, sólo refuerzan el binarismo, los roles sociales desiguales asignados a cada género y pueden victimizar a personas trans, intersex y no binarias”.
 
En particular desde la organización defensora de los derechos humanos de la población LGBTI+ destacaron que el Código Único de Identificación Laboral (CUIL) y la Clave Única de Identificación Tributaria (CUIT), con los que se registran los aportes y contribuciones de las personas físicas – y jurídicas – por parte de la ANSES y la AFIP, no se habían adecuado a la Ley de Identidad de Género y mantenían los prefijos asignados a varones (20) y a mujeres (27) aún para aquellas personas que habías rectificado su nombre y sexo registral.
 
En ese sentido, la activista trans Victoria Castro, desde la filial de 100% Diversidad y Derechos de la provincia de Tierra del Fuego, expresó que “Desde la sanción de la Ley de Identidad de Género no lográbamos que los números de CUIL y CUIT no vulneren nuestra identidad, ya que seguían exhibido el prefijo que refería al sexo asignado al nacer, por lo que poder optar por solicitar un nuevo número sin marca de género resuelve un reclamo que llevaba más de 9 años”. Castro, explicó además que “la medida requiere que los organismos estatales garanticen la continuidad del registro de la historia laboral, previsional, tributaria y bancaría de las personas trans si la tuvieran”.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?