MEDIO AMBIENTE

Ahora los Puntos Verdes también reciben botellas de amor, paraguas rotos y CDs

En los Puntos Verdes se empezó a recolectar botellas de amor, paraguas rotos y discos compactos.


El Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana de la Ciudad comenzó a recolectar botellas de amor, paraguas rotos y CDs en Puntos Verdes con atención y algunos Puntos Verdes ubicados en cuatro sucursales del supermercado Carrefour, que luego serán entregadas a la Fundación Regenerar para su posterior tratamiento y conversión en madera plástica.
 
"Seguimos ampliando los materiales que se reciben en los Puntos Verdes para generar conciencia sobre lo que pensamos que es basura, pero que en realidad es materia prima. Armando botellas de amor los vecinos son protagonistas del proceso circular de los residuos", expresó Clara Muzzio, ministra de Espacio Público e Higiene Urbana.
 
Los Puntos Verdes de la Ciudad que cuentan con atención comenzaron a recibir "botellas de amor". Son botellas con residuos plásticos introducidos en su interior, que de otra manera resultan complejos de recuperar. Estos plásticos además de que se usan una sola vez y se descartan (como los paquetes y envoltorios, entre otros) tienen la particularidad que en muchos casos no pueden ser reciclados por la industria, ya sea por su tamaño o material.
 
Las botellas de amor se pueden entregar en los días y horarios habituales de funcionamiento de los Puntos Verdes. También se recibirán en cuatro Puntos Verdes de interior que están ubicados en los supermercados Carrefour ubicados en: Warnes 2707 (La Paternal), José P. Varela 4750 (Villa Devoto), Av. Franklin Roosevelt 5749 (Villa Urquiza) y Salguero 3212 (Palermo).
 
Con las botellas se produce madera plástica, que se utiliza para la construcción de bancos, mesas, composteras, juegos infantiles y cestos, entre otros productos.
 
Además "Botellas de Amor" es el nombre del programa que lleva adelante la Fundación Regenerar para incentivar el aprovechamiento del plástico, cuando no se puede evitar su consumo. El objetivo principal de esta iniciativa entre el Ministerio y la Fundación es recuperar y reciclar todos esos plásticos que todavía consumimos, pero que tienen la capacidad de transformarse.
 
Para armar una botella de amor se puede usar cualquier botella plástica. Dentro de ella se colocan envoltorio de comida, bolsas de supermercado, tapas plásticas y sorbetes. Cuando la botella se va llenando, hay que ir comprimiendo el contenido. Cuanto más chico se corta el plástico de un solo uso, más se puede comprimir e introducir mayor cantidad. El objetivo es llenar lo máximo posible cada botella con esos plásticos que no se pueden reutilizar pero que sí se pueden recuperar.
 
¿Qué se puede guardar en las botellas?: vasos, cubiertos y platos descartables; paquetes de fideos, arroz, legumbres; bolsas de plástico (super, ziploc); paquetes de galletitas, pan, alfajores; paquetes de papel higiénico, rollos de cocina y toallitas femeninas; blister de remedios; sachets de leche; papel film; repuestos de productos de limpieza; etiquetas de botellas; cepillo de dientes.
 


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?