EMERGENCIA SANITARIA

Desde el inicio de la pandemia, cayeron hasta un 90% los controles por enfermedades crónicas en AMBA

Entre las graves consecuencias que deja la pandemia de coronavirus en materia sanitaria, alertan que disminuyeron un 35% las consultas oncológicas, un 40% las gastrointestinales, un 52% las cardiovasculares, 36% las cerebrovasculares y un 54% las ginecológicas.



De acuerdo a los datos de seis hospitales de referencia en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), disminuyeron un 35% las consultas oncológicas, un 40% las gastrointestinales, un 52% las cardiovasculares, 36% las cerebrovasculares, y un 54% las ginecológicas. Y, según algunos indicadores, aumentaron las muertes en domicilios por subestimar la emergencia y por el temor al contagio de COVID-19.

Estos preocupantes datos, consignados por Infobae, surgieron de la iniciativa convocada por la Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (CAEME) y de la que participaron los hospitales Británico, Alemán, Italiano, Austral, la Fundación Favaloro y Fleni, que cotejaron sus estadísticas sobre el descenso de consultas y controles entre abril y septiembre de 2020 con los del mismo período de 2019. A partir de los resultados, pretenden difundir un mensaje sobre la importancia de retomar controles de salud y no postergar el manejo de enfermedades crónicas, ni las emergencias, porque con este panorama “se puede retroceder 30 años en el camino hacia el mejor manejo de estas enfermedades”, advirtieron.

Difundieron así con preocupación el dramático descenso que se dio este año, con valores promedio de disminución en las consultas que oscilaron en el 35% para las oncológicas, 40% las gastroenterológicas, 54% las ginecológicas, 52% las cardiovasculares y 36% las cerebrovasculares. Según la patología y la institución, los descensos oscilaron entre el 50 y el 90%, lo que permite esperar que la mortalidad y la morbilidad prevenibles para 2021 sufran un incremento significativo.

“Los médicos estamos muy preocupados por la interrupción que se dio en el seguimiento de pacientes con enfermedades crónicas, lo que impacta directamente en su evolución y pronóstico. En el caso de Fleni, las consultas a nuestra Unidad de Emergencias por accidente cerebrovascular (ACV) bajaron a la mitad entre marzo y mayo de 2020, comparado con 2019. Las consultas ambulatorias de Neurología y Neuropediatría tuvieron un descenso del 85% en abril, 50% en junio, y 40% en julio. La actividad de internación también bajó un 50% en ese período”, aseguró el doctor Claudio Pensa, director médico de Fleni.

En Fundación Favaloro, por caso, cayeron entre el 40 y el 65% las consultas a los servicios de emergencias, las internaciones por cuadros cardíacos o cerebrovasculares agudos, las intervenciones cardiovasculares, cirugías generales y endoscopias.

La advertencia de los profesionales de estos seis hospitales llega cuando los contagios, al menos en AMBA, están en baja. Sin embargo, las cifras de consultas no han retornado a los niveles habituales y llegar tarde a cualquier diagnóstico o control supone mayores complicaciones para tratar al paciente. Una segunda ola de COVID, como la que experimenta Europa, podría acentuar esta situación.

Esta preocupación de los centros de salud se alinea con la campaña #LosControlesSonSeguros #TuSaludesEsencial, organizada por CAEME, a la que adhirieron 28 sociedades médicas referentes de especialidades diversas.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?