EMERGENCIA SANITARIA

¿Cómo la están pasando los clubes de barrio durante la pandemia?

Conversamos con dirigentes de distintos clubes de barrio de la Ciudad sobre cómo viven estos días de cuarentena y qué actividades están haciendo.


La situación de los clubes de barrio en la Ciudad de Buenos Aires es muy compleja, venían de cuatro años de ahogo financiero por los constantes aumentos de las tarifas de los servicios y en marzo llegó la pandemia de Covid-19 para complicar más las cosas. Desde Nueva Ciudad nos comunicamos con los dirigentes de distintos clubes que nos cantaron como están viviendo la cuarentena.
 
Pablo Salcito, es el vicepresidente del club Ciencia y Labor, ubicado en Gral. César Díaz 2453, en el barrio de Villa General Mitre, “La llevamos como podemos. Cerrados como corresponde, pero seguimos abiertos de alguna manera, es una contradicción. Estamos cerrados a la actividad habitual del club y la biblioteca, abiertos porque algunos vamos seguido”, comienza Salcito.  
 
Fuimos sede como vacunatorio para la aplicación de la vacuna antigripal (campaña del Gobierno de la Ciudad) que funcionó durante un mes y medio. En el club se vacunaron 6.000 personas de 17.000 que se vacunaron en toda la Comuna 11, cuenta con orgullo Salcito.
 
Por su lado, Pablo Gerez, que es vicepresidente del club Villa Sahores, ubicado en Santo Tomé 2496, justo en el límite entre Villa del Parque y La Paternal, explicó que “ante la situación que estamos viviendo en el mundo entero, creo que se han tomado las medidas adecuadas, nuestro club como todos los clubes del país estamos a puertas cerradas, tratando de pasar lo más rápido posible la pandemia que nos pega tan fuerte a todos”. 
 
Durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio, la mayoría de los clubes de barrio realizaron algún tipo de trabajo solidario. En Ciencia y Labor juntaron ropa y alimentos para luego repartir a los vecinos que lo necesitaban. “También recibimos los cuadernillos del Ministerio de Educación de la Nación y los repartimos a la gente y a las instituciones del barrio que estaban con la tarea de comedores. Ahora recibimos una donación del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación que consiste en alimentos y los repartimos entre las familias que lo necesitan”, continúa el vicepresidente del club.
 
Desde Villa Sahores Gerez dice que “tratamos de hacer todo tipo de trabajo solidario como juntar alimentos, donaciones, colecta de ropa, todo lo que pueda acercar el barrio al club, de manera remota, respetando la cuarentena. Tratando de pasar lo mejor posible este mal trago. Pero se está haciendo cada vez más cuesta arriba”.
 
A su vez, Leonardo Schiavone, conocido por todos como Lele, es el presidente del Círculo de La Paternal, ubicado en Paz Soldán 5035, dijo que “Desde la primera semana de la cuarentena hacemos ollas populares, bolsones de alimentos para la gente que más lo necesita y entrega de ropa”.
 
La situación financiera de los clubes de barrio es muy crítica. Pablo nos cuenta que en Ciencia y Labor: “acumulamos deudas en determinados rubros, los servicios estamos más o menos al día, los sueldos venimos con atraso, pero se están pagando a medida que podemos. En el caso de las bibliotecarias, que el sueldo lo paga el Gobierno de la Ciudad, se les pagó mayo, pero falta junio. Pero estamos acumulando deuda en todo lo que es impositivo como ingresos brutos, no estamos pagando, se está acumulando fuerte y eso va a ser un importante problema para la vuelta”, se lamenta Salcito.
 
El vicepresidente de Sahores indicó que “en la parte financiera es donde más está pegando esta pandemia, siempre hay que prevalecer la salud y el bienestar de todos y todas y creo que la decisión que ha tomado el Gobierno nacional junto con el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires y de la Ciudad fue la más acertada, aunque sea duro y económicamente sea un fuerte golpe, a veces no llegamos a juntar el dinero para los sueldos de la gente que trabaja en el club, pero la decisión de toda la Comisión Directiva del club Sahores como la de todos los clubes de la Ciudad y creo que a nivel nacional lo mismo, es poner un plato de comida en la mesa de la gente que trabaja todo el año en el club. Nuestros esfuerzos están enfocados íntegramente en esa función y poder dar una mano en lo que se pueda en el barrio, nuestras puertas están siempre abiertas”.
 

“No estamos pagando ningún servicio porque no entra un peso en el club y todo el ingreso que tenga el club, con las cuotas sociales que algunos socios siguen abonando, se han hecho algunas promociones pidiendo la solidaridad de los vecinos, fue destinado íntegramente al pago de salarios del personal. Después se ha dejado de pagar todo lo demás, por el momento fuimos acumulando deuda, así que esperamos que cuando se reabran las puertas poder refinanciar la deuda y poder saldarla”, continúa Gerez.
 
En tanto Lele reveló que “estamos haciendo todo lo posible para que la gente de nuestro barrio no la pase tan mal y adentro del club que se paguen todos los impuestos y si se puede hacer arreglamos. Dentro de todo lo malo estamos manteniendo el club con el pago de los impuestos y pagando el sueldo del personal a cargo. Nos mantenemos porque el buffet sigue trabajando con delivery y nos ayuda a pagar algo de los impuestos”.
 
Durante la cuarentena las plataformas Zoom y Meet que antes eran poco utilizadas crecieron exponencialmente. La mayoría de las reuniones sociales y laborales, clases y hasta cumpleaños se están efectuando de esta manera.
 
Pablo Salcito dijo que “la gente de futbol está haciendo mucha actividad semanalmente por Zoom, en menor cantidad patín y la profesora de danza también. Hay mucha actividad por este medio con los socios”.
 
Pablo Gerez cuenta que “desde Sahores hemos largado Sahores.3 donde todos los profesores, o la mayoría de los profesores, con una voluntad y una grandeza en lo personal han puesto todo para poder seguir manteniendo a los chicos activos vía Zoom. Estas herramientas modernas y nuevas han facilitado el pasar estos días de aislamiento. Los profesores, junto con los coordinadores del club se pusieron manos a la obra y están haciendo varias actividades por Zoom. Tiene una participación muy alta y la necesidad de los chicos es muy grande de estar en contacto con sus compañeros y profesores, fue muy bien recibido”, se alegra Pablo.
 
Desde el Círculo de La Paternal “Los profes por su cuenta continúan dando actividades vía redes sociales a los alumnos”, expresa Lele.
 
Desde los Gobiernos de la Nación y de la Ciudad y también algunos de los legisladores porteños de la oposición instrumentaron nuevas herramientas y proyectos para ayudar durante la emergencia sanitaria a este tipo de instituciones. Es así como 196 clubes de barrio recibieron por parte del Gobierno porteño un subsidio por $60 mil para paliar la crisis económica que atraviesan. La medida, impulsada inicialmente por el Frente de Todos, fue consensuada con el oficialismo tras una reunión virtual del Consejo Asesor del Deporte.
 
Por su parte, el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación creó el programa de Apoyo en la Emergencia para Clubes, que consiste en subsidios especiales de hasta 60 mil pesos y estableció el programa Clubes en Obra que involucra subsidios para mejorar la infraestructura de más de mil clubes de barrio e instituciones deportivas de todo el país por un total de $ 500 millones.
 
Salcito explica que “de la Ciudad recibimos $60 mil, una ayuda especial, estamos esperando otra del mismo monto. La Nación nos dio otra ayuda similar de $ 60 mil y estamos esperando el nuevo plan de infraestructura para los clubes de barrio a través del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, que es algo inédito, por primera vez en la historia que sucede algo así. Presentamos un proyecto para arreglar el techo del gimnasio principal y ver si nos alcanza para alguna otra cosa más como las luminarias. Estamos a la espera de que nos hagan el depósito”, se esperanza Pablo.
 
En Villa Sahores recibieron un subsidio del Gobierno de la Ciudad de $60 mil. Gerez indica que “quedaron en confirmar otra ayuda por el mismo monto, pero todavía no hemos tenido noticias, esperamos con ansias que tomen esa determinación porque necesitamos urgentemente la ayuda económica. A nivel Nacional hemos recibido una ayuda económica también de $60 mil, y ahora nos anotamos en el proyecto Clubes en Obra. Nosotros teníamos iniciada la obra del gimnasio número 4 que está en el primer piso, es un gimnasio nuevo, y quedó todo parado por la pandemia, íbamos a empezar en marzo, pero no se pudo comenzar, se paralizó la obra con el comienzo de la cuarentena y el dinero que estaba destinado a la obra se fue gastando en el pago de salarios y en algunas deudas que tenía el club”.
 
“De parte del Gobierno nacional hemos percibido el ATP (Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción) para el pago del salario de los trabajadores y algunos profesores cobraron el IFE (Ingreso Familiar de Emergencia). A todos desde el club estamos tratando de darles una mano con lo que se puede de esta forma vamos pasando este momento tan difícil”, se lamenta Gerez.
 
Asimismo, Lele dice que “gracias al Estado nacional nos están dando subsidios para impuestos y arreglos generales para que se mueva un poco los rubros de obras y materiales”.
 
¿Cómo esperan que sea la vuelta?
 
Pablo Salcito: Ahora estamos esperando que nos aprueben el protocolo para la reapertura, pero todavía no hay fecha.
 
Pablo Gerez: Tenemos un grupo de wapp con todos los dirigentes de los clubes donde vamos comentando la realidad de todos los clubes de la zona, con centros culturales también, todos estamos con el mismo deseo, que podamos abrir las puertas, que se pueda con los protocolos correspondientes, de a poco, escalonadamente como vayan decidiendo el Gobierno que hoy, por suerte, nuevamente tenemos Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación; y la Subsecretaría de Deportes de la Ciudad.
Empezar a tomar las medidas del caso y cuando se pueda y, nos autoricen a abrir las puertas, va a ser despertar a un gigante que está dormido, que todos los clubes anhelan, que los chicos y los socios vuelvan a llenar con su energía y su vida, le den de vuelta la luz que hoy todos los clubes tienen apagadas. Es un anhelo muy grande que tenemos todos los dirigentes y todos los que amamos los clubes de barrio poder llegar a tener esa alegría que se produzca prontamente.
 


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?