CORONAVIRUS

Trabajadores del Hospital Moyano protestan por la falta de elementos de protección para el covid-19

Con un “abrazo” al centro de salud, advirtieron que “el riesgo de la población del Hospital es muy alto”. Además, evalúan realizar un paro si el Gobierno porteño no da respuestas.

Los y las trabajadoras del hospital psiquiátrico Moyano realizaron hoy un “abrazo” a la institución que alberga a más de 600 pacientes con patologías psiquiátricas que, en gran parte, están internados hace 25 o 30 años. La protesta apunta a la falta de elementos de protección con los que cuentan para enfrentar la pandemia del coronavirus.

En diálogo con Página 12, Javier Venegas, camillero del establecimiento y referente de ATE Capital, dijo que “el riesgo de la población del Hospital es muy alto” y que los trabajadores no dan abasto. "Hay que pensarlo como un gran geriátrico", explicó. El Hospital Moyano está dividido en 24 servicios, y tiene alrededor de 1000 trabajadores, las condiciones con las que enfrentan la pandemia son malas. “Hay zonas que fueron designadas como alerta amarilla, que es donde el virus ha estado circulando”, explicó Venegas y agrego que los trabajadores de esos servicios, que estuvieron en contacto con el virus, fueron aislados, por lo que los equipos de trabajo se redujeron.

“Cuando un equipo tiene que aislarse, tenemos que cubrirlos desde otros servicios, lo que fomenta mucho más la circulación del virus”, explicó Johana Méndez, enfermera del Hospital, también en diálogo con Página 12. "Estamos evaluando la posibilidad de tomar otras medidas de fuerza, como un paro de trabajadores, si no recibimos respuestas”, añadió.

La falta de personal y la mala calidad de los insumos de protección son la principal queja. “Los camisolines no son hemorrepelentes, los barbijos son de fiselina y tenemos solo dos mamelucos por servicio”, señaló Méndez. “Estas condiciones se suman a los problemas edilicios que ya veníamos reclamando antes de la pandemia, como la falta de agua, de calefacción y de Internet”, afirmó la trabajadora del Hospital Moyano.

Otro punto fue le acceso a internet. “Por la particularidad de las patologías, el servicio de Internet es clave en este momento para que las pacientes puedan mantener un nexo con sus familiares, que no ven hace tres meses”, explicó la enfermera, quien deja su propio celular a disposición para que las pacientes hagan videollamadas. “En algunos casos es difícil que las pacientes entiendan lo que está pasando. Incluso explicar que no hay que compartir el mate, que no pueden estar en grupos grandes en el patio o que tienen que dejarse el barbijo puesto todo el tiempo”, explicó la enfermera.

Tras los testeos de la semana pasada, se supo que hay alrededor de 40 contagiados, entre personal de salud y pacientes. “Necesitamos que se hagan testeos cada 15 días, para poder llevar un registro y un control riguroso de la situación”, reclamó Venegas. "Para evitar los contagios entre pacientes y trabajadores, necesitamos que se contraten más enfermeros y auxiliares. Estamos rotando por los diferentes servicios, yendo de un lado para el otro constantemente”, explicó.

"Por más que seamos profesionales, no dejamos de tener miedo de contagiarnos y contagiar a nuestras familias", admitió Méndez y concluyó: "Es hora de que nos escuchen, nos paguen sueldos dignos y respondan a los reclamos".

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?