COMUNA 2

Despidos y recorte salarial en Hard Rock Café de Recoleta

El Hard Rock Café ubicado en el barrio de Recoleta recorta salarios y despide trabajadores en cuarentena.


Los trabajadores de Hard Rock Café Buenos Aires, de la firma New Viking Investment S.A, denuncian recorte de salarios, y presiones para aceptar retiros voluntarios. Son recepcionistas, bartenders, camareros, cocineros, personal de limpieza y de la tienda de merchandising, informa La Izquierda Diario.
 
Los trabajadores y trabajadoras de Hard Rock Café Buenos Aires denunciaron que desde que comenzó la cuarentena obligatoria la conocida franquicia cerró las puertas dejando en la incertidumbre a los trabajadores. Los empresarios que dirigen la firma en Buenos Aires son Rubén González, Guillermo Pina, Emilio y Pablo Lucini.
 
A fin de marzo los trabajadores comenzaron a consultar a los empleadores sobre su situación laboral y el pago de sus salarios. “Al principio nos respondieron que nos iban a pagar. Nosotros cobramos una parte en blanco y otra en negro. Primero nos depositaron un porcentaje de la plata que cobramos de manera registrada y para cobrar el resto nos citaron en el restaurant de Puerto Madero que está trabajando”, manifestó a La Izquierda Diario un trabajador del restaurant ubicado en Recoleta.
 
"Primero citaron a un grupo de trabajadores que tenía entre un año y un año y medio de antigüedad en el restaurant de Puerto Madero, a quienes los esperaron con un sobre con dinero y recibo presionándolos para que acepten un retiro voluntario con sumas entre 33 mil y 45 mil pesos (lo que aproximadamente corresponde a un salario estipulado por el convenio colectivo). Les prometieron que iban a ser recontratados a cambio de que firmaran la renuncia y la aceptación de ese dinero. Cuando nos enteramos, nos empezamos a movilizar, hicimos escraches, denuncias, recurrimos a medios de comunicación, mandamos mails al Ministerio de Trabajo, cuentan los trabajadores.
 
Los trabajadores cobran salarios inferiores a lo estipulado en el convenio colectivo gastronómico, una maniobra conocida en el rubro en el que los empresarios especulan con las propinas y comisiones. “De acuerdo al convenio colectivo donde figura la firma del sindicato nos tienen que pagar determinada cantidad de dinero y eso no es así. Seguimos cobrando la misma cantidad de plata, sueldos que rondan entre 10 mil, 11 mil, 15 mil pesos, y en negro no más que 2000 pesos, estamos hablando de 12, 15 o 16 mil que podamos cobrar mis compañeros y yo dependiendo el puesto que tengamos”, continúa uno de los trabajadores.
 
“Gran parte de nuestro salario está compuesto por propinas que al estar cerrado el restaurant no podemos trabajar”, declararon los trabajadores. La respuesta que tuvieron desde el Ministerio de Trabajo es que se iban a encargar del tema.  


COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?