POLÉMICA

Más de 25 mil firmas contra la construcción de un nuevo estadio de San Lorenzo en Boedo

Vecinos y vecinas de Boedo y Parque Chacabuco se oponen al nuevo estadio entre otras cosas por el impacto ambiental que provocaría una cancha con partidos y recitales. Prepararon un contraproyecto de ley.



La vuelta de San Lorenzo a Boedo no sólo conlleva festejos. También, mucha oposición. Mientras que la Legislatura aprobó este mes la continuidad de la ley que le permitirá al club construir un estadio en el predio del Viejo Gasómetro, vecinos y vecinas preparan un proyecto para proponer que, en cambio, en ese terreno se instale el polideportivo que hoy está detrás del ex Carrefour.

“Ya juntamos 25.000 firmas en contra. Son tantas las hojas firmadas que para llevarlas hay que usar un auto”, contó al diario Clarín Griselda desde su casa, a una cuadra y media del predio donde hasta junio funcionó Carrefour. Esas tierras están en manos de San Lorenzo gracias a la Ley N° 4.384 de Restitución Histórica, votada en 2012, que hace dos semanas fue prorrogada para que continúe por dos años más. Así, con más tiempo, los impulsores del estadio en Boedo buscan lograr las modificaciones al Código de Planeamiento Urbano necesarias para poder concretar el plan del estadio. Porque para concretarlo hay que rezonificar.

En paralelo a ese avance, se da otro: el de los detractores de esa iniciativa. Vecinos y vecinas de Boedo y Parque Chacabuco se oponen al nuevo estadio entre otras cosas por el impacto ambiental que provocaría una cancha con partidos y recitales. Además, temen que las vibraciones de partidos y shows provoquen daños estructurales en las casas linderas y, sobre todo, en las torres de Inclán, dos edificios de 20 pisos cada uno con 800 departamentos.

La oposición dio lugar a un “contraproyecto de ley”, que plantea la reapertura de la calle Muñiz entre Inclán y Las Casas, y de Salcedo hasta Muñiz. También propone la mudanza del polideportivo al predio del Viejo Gasómetro, en lugar de que allí se levante este nuevo recinto futbolero.

“Enviamos cartas a los legisladores de los distintos bloques y ahora buscamos quien pueda presentar nuestro proyecto en la Legislatura en marzo del año que viene”, contó Griselda, quien también creó la página de Facebook “No al Estadio de Boedo” para reunir adhesiones. La intención también es recuperar la plaza Lorenzo Massa, perdida con la restitución del terreno al club, en un barrio donde el espacio verde por habitante es de apenas 20 centímetros cuadrados, cuando la Organización Mundial de la Salud recomienda que haya un mínimo de diez m2, casi 50 veces más. Pese a las amenazas que, según denuncian quienes se oponen al estadio, recibieron en cantidad, continúan firmes en su postura.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?