VIVIENDA

El 42% de los ingresos de las familias inquilinas se destinan al pago del alquiler

El porcentaje de lo que ocupa el alquiler en el total del salario se eleva en jóvenes (48%), adultos mayores (45%) y mujeres (43%), mientras que los hombres destinan el 38%. Así lo indica un informe realizado por la Asociación Civil Inquilinos Agrupados.



Las dificultades para acceder a una vivienda constituyen una de las principales problemáticas para las familias porteñas, en su mayoría inquilinas. Un estudio reflejó que, en promedio, el 42% de los ingresos totales de los grupos familiares sin techo propio se destinan solo al pago del alquiler. A eso hay que sumarles los costos de las expensas, impuestos y tarifas de servicios públicos. 

El dato se desprende de un informe realizado por la Asociación Civil Inquilinos Agrupados, en el mes de noviembre, a 5.000 porteños que alquilan vivienda. Los resultados, difundidos por Clarín, indican que el porcentaje de lo que ocupa el alquiler en el total del salario se eleva en jóvenes (48%), adultos mayores (45%) y mujeres (43%), mientras que los hombres destinan el 38%.

"Los salarios aumentan una vez por año, en cambio los alquileres aumentan dos veces por año, en forma semestral. El metro cuadrado en la Ciudad, o sea el valor del suelo, es el más caro de la región. La vivienda está dolarizada: no solo aumenta en pesos, sino también en dólares. Y en la Ciudad tenemos una desregulación absoluta del mercado inmobiliario", remarcó Gervasio Muñoz, presidente de Inquilinos Agrupados.

"La gente suspende cualquier cosa para poder pagar el alquiler. Dejan de pagar la obra social para pasarse a la salud pública. O dejan de pagar los servicios o las expensas. Estamos viendo sectores medios empobrecidos", advirtió Muñoz. 

El informe dejó en evidencia además que gran parte del mercado inmobiliario se mueve dentro de la informalidad. El 89% no recibe una factura al pagar el alquiler.

En este panorama, se incrementan los intentos por negociar directamente con dueños y dueñas. Apenas el 57% de los encuestados lo hace a través de una inmobiliaria, un número inferior al 63% que había resultado en la encuesta de la Federación de Inquilinos Nacional hecha en territorio porteño a principios del 2018. Del resto, el 38% alquila con dueño directo y el 5% intermedia con un abogado o una administración.

Muchos incumplen con la legislación vigente. El 24% de los encuestados aseguró que –a pesar de estar prohibido por la Ley 5859- la inmobiliaria les cobró una comisión para firmar o renovar un contrato.

La situación es aún más grave en casos de familias con criaturas. El 70% de los encuestados manifestó tener hijos y, de ellos, el 21% respondió que tuvo dificultades para encontrar una vivienda por tener niños o niñas a cargo. Una vez más, son las mujeres quienes más sufren esta discriminación: 24% ellas y 15% ellos.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?