COMUNA 11

Pese a la defensa vecinal (detención policial incluida), el GCBA taló un nogal en Devoto

“No a la tala”, se lee junto al hueco que dejó el árbol sacado. El Nogal histórico de Salvador María del Carril 3724 ya no está. Fue quitado por orden judicial, a pesar de los intentos vecinales por protegerlo.



“Hermoso y centenario nogal sano, te recordaremos”. El epitafio se lee sobre la cruz que colocaron vecinos y vecinas de Villa Devoto donde hasta ayer estaba el nogal que fue sacado por el Gobierno de la Ciudad a pedido de un vecino abogado a quien le molestaba que el árbol estuviera en su vereda. Pese al intento por defenderlo, que incluyó encadenamiento y detención policial, el ejemplar fue arrancado.

Fue el juez subrogante Pablo Mántaras quien ordenó la tala del nogal. Según denunciaron vecinos y ambientalistas, no se respetó el Código de Planeamiento Urbano ya que la zona es Área de Protección Histórica. Así y todo, la sentencia no fue apelada por el Gobierno de la Ciudad, que ayer envió una cuadrilla a Salvador Maria del Carril y San Nicolás.

En un intento por defender el árbol, un matrimonio se encadenó y terminó demorado por la Policía de la Ciudad. Así ocurrió el martes por la mañana. Por la noche, el hijo de la mujer detenida denunció en su cuenta de redes: “Actualizo. Mi mamá sigue detenida en una celda, por defender el árbol de su casa, y todo porque a nuestro vecino le molestaban las hojas de la vereda. El árbol ya lo talaron”.

El conflicto por el nogal comenzó el año pasado, cuando un vecino abogado –Rubén Darío Bianchi- le reclamó a la vivienda lindera que podara el ejemplar porque le molestaban los frutos que caían. Argumentó –según consignó TN- que podía resbalarse al pisarlos. Finalmente, hizo una denuncia que derivó en causa judicial.

La Justicia porteña determinó, a partir de una resolución de Mántaras, que el ejemplar no estaba dentro de las especies permitidas, por lo que ordenó que lo podaran y retiraran. Vecinos y ambientalistas advirtieron que, con ese criterio, deberían quitar gran parte del arbolado de la zona.

La resistencia vecinal fue encabezada por los frentistas que tenían el árbol ante su casa. La dueña de la vivienda se encadenó al nogal, primero, y luego cruzó su camioneta en la calle en plena poda para suspender la tala. Pero la policía, con la orden judicial, le pidió las llaves del vehículo y finalmente la detuvo por resistencia a la autoridad, después de forcejar con los efectivos. Pasó tres horas detenida en un calabozo y luego la trasladaron a otra dependencia policial para cumplir con el procedimiento de toma de huellas digitales. Dijo que "no podía creer" que haya estado demorada a partir de este caso.

Un equipo de poda de la Ciudad terminó de cortar los restos del tronco y limpió la zona. Desde el gobierno porteño indicaron que se plantará otro árbol permitido en reemplazo del que retiraron.


COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?