ELECCIONES 2019

Marilina Arias: “Damos pelea para que las demandas del movimiento de mujeres sean tomadas por el conjunto de los trabajadores”

Presentamos a Marilina Arias, candidata a comunera por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) en la Comuna 11.


Marilina Arias, tiene 34 años, es maestra de primaria y hace 12 años trabaja en escuelas de la Comuna 11, forma parte del sindicato docente Ademys.
 
¿Cuál es tu trayectoria política y social? ¿Cómo llegaste a la política?

Me recibí a los 21 años ya con una hija de 4. Desde chica y en la adolescencia me involucraba en causas populares, inicié mi actividad en el centro de estudiantes de mi secundario como delegada ligada a las causas de derechos humanos y la defensa de la educación pública. Actualmente, además de ser maestra de 2do grado en la Escuela Nº 18 DE 7º, soy miembro del consejo directivo de Ademys hace ya 6 años.

Inicié mi militancia partidaria en el trotskismo a fines de 2010, cuando la patota de la burocracia sindical mató al joven Mariano Ferreyra que luchaba contra la precarización en el ferrocarril. También fue el año de las tomas de tierras y desalojo de muchas familias con sus hijos y los asesinatos en el Parque Indoamericano. Esos dos hechos me marcaron a fuego, sumados a la realidad del aula que muchas veces excede la voluntad, el amor y la dedicación que le pongamos a la tarea de enseñar, nuestros chicos pasan hambre, viven realidades muy hostiles y es este mismo sistema que legitima esas injusticias.
Junto con mis compañeras de Pan y Rosas somos una de las principales agrupaciones de mujeres del mundo que pelea en cada sindicato, escuela, lugar de trabajo, fábrica porque las demandas del movimiento de mujeres sean tomadas por el conjunto de los trabajadores, y eso es algo que llevamos a cada lugar donde damos pelea.
 
¿Cómo ves a la Comuna 11 en este momento?

Veo que pasa lo mismo que en toda la Ciudad, hace años que pretenden construir una Ciudad para ricos. Veo que las prioridades de quienes gobiernan están muy alejadas de las prioridades que tiene el pueblo pobre y trabajador que hoy sufre el ajuste. Veo cómo se hace negocio con la obra pública con millones que van a engrosar las arcas de las familias amigas del gobierno y a la vez veo cómo las necesidades de los sectores populares y las y los trabajadores son relegadas.

Faltan centros de salud gratuitos, que funcionen, con personal suficiente e insumos para todos aquellos que no pueden acceder a una prepaga u obra social. Veo la ausencia de jardines maternales para las familias que salen a trabajar todo el día (que hoy por hoy son la mayoría) donde terminan dejando gran parte de su sueldo en un jardín privado. Vea la falta de políticas públicas para atención y prevención de mujeres víctimas de violencia de género, no hay ni un refugio en toda la zona. Veo las escuelas donde nos congelamos de frío porque pintan sus fachadas, pero a nadie le preocupa si adentro funciona la calefacción. Las pocas cosas que se arreglan o hacen en las escuelas son gracias a las cooperadoras que sostienen las familias. Veo las viandas y comida que les sirven a los chicos en los comedores escolares donde han recortado las raciones y bajado la calidad de los alimentos. Veo cómo los servicios que pagamos como la luz son cada vez peores, se cortan permanentemente mientras sus dueños se llenan los bolsillos con tarifas siderales y ganancias de más del 200%, me pregunto ¿Por qué los servicios esenciales como la luz, el gas, tienen que dar ganancias si son un derecho básico elemental para la vida?

Tenemos un alumno en mi cole que perdió todo su departamento en un incendio por no tener gas para poder calefaccionarse. Veo gente durmiendo en la calle, en una ciudad que tiene 200.000 viviendas ociosas sin ocupar. Me resulta irracional que las preocupaciones sigan siendo la baldosa, el FMI, la fachada, cuando todo esto sucede en la realidad. Veo pibes y pibas muy jóvenes precarizados en Glovo o Rappi arriba de sus bicis congelándose de frío y corriendo de un lugar a otro para tener una moneda para poder pagar sus estudios o comer.
 
¿Cuáles son tus proyectos para la Comuna 11?

En primer lugar, la lógica es invertir las prioridades. Que estén en primer orden del día las necesidades más elementales y básicas de los sectores populares, los jubilados que hoy la están pasando mal. Que se anulen los tarifazos y que se retrotraigan las tarifas al 2016. Que se otorguen viandas y becas escolares para que ningún niñe, ni joven tenga que abandonar sus estudios y la escuela. Que se creen los jardines maternales desde los 45 días que necesitamos en el barrio para todas las familias con hijes que salen a trabajar. Que se creen los refugios necesarios para las víctimas de violencia de género. Que toda fábrica que cierre o despida siga produciendo por sus trabajadores. Que se destine plata para la salud y la educación, y no para el Fondo Monetario Internacional. Que haya un plan de viviendas populares para que deje de haber familias enteras durmiendo en la calle.

Y desde ya promover la organización del barrio en escuelas, lugares de trabajo, organizaciones barriales, estudiantiles, etc. para que dejen de decidir siempre los de arriba y podamos construir una herramienta para que esta vez la crisis la paguen los que la generaron y no el pueblo trabajador.


COMENTARIOS


ENCUESTA

Elecciones 2019: ¿Creés que habrá segunda vuelta en la Ciudad?