VIVIENDA

Más de 100 familias en riesgo de desalojo: “Vamos a resistir hasta las últimas consecuencias, va a ser un quilombo terrible”

“Las familias no van a dejar sus hogares. Acá viven 131 niños, niñas y adolescentes”, advirtió la referente de la cooperativa del edificio Santa Cruz, en Parque Patricios. La Justicia porteña fijó fecha de desalojo para el 18 de septiembre.



“Las 106 familias decidimos que vamos a resistir hasta las últimas consecuencias. Esto va a ser un quilombo terrible. Porque las familias no van a dejar sus hogares. Acá viven 131 niños, niñas y adolescentes”. En diez días, las 106 familias que habitan el edificio de Santa Cruz 140, en Parque Patricios, podrían quedar en la calle. Tras un largo conflicto con los dueños y ante la falta de soluciones por parte del Gobierno de la Ciudad, la Justicia le puso fecha al inminente desalojo: del 18 al 20 de septiembre.

“El 4 de junio tuvimos una última audiencia en el Juzgado Civil número 60, donde se resolvió dar un plazo de 60 días que terminaba en la semana del 5 al 9 de agosto y donde el juez puso como mediador a la Defensoría del Pueblo de la Ciudad. Esto fue para acercar las partes, entre el GCBA y la casa, y llegar a una solución. El tema es que no se pudo llegar a ningún acuerdo porque el GCBA mediante la Procuraduría lo único que quiere es dar una solución individual que consta del decreto 690 que es el subsidio habitacional de 5000 pesos. Lo que dejamos muy en claro fue que las familias queremos la solución definitiva”, contó a este portal Liliana, referente de la Cooperativa de Vivienda Papa Francisco, que pelea por autogestionar el edificio donde 106 familias viven hace años.

“El Instituto de la Vivienda de la Ciudad informó que habíamos realizado los trámites para ingresar al programa de autogestión de la vivienda y luego mediante un escrito que llegó a casa se nos informó que no se podía comprar el edificio porque aducen que no tienen presupuesto y porque hay 350 cooperativas en lista de espera. Esas son las respuestas que dio el Estado. No estamos conformes, buscamos la solución definitiva y colectiva”, remarcó la mujer. Y agregó: “Somos 106 familias que estamos en situación de desalojo. Con nuestra letrada que pertenece a la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, presentamos un pedido de suspensión de desalojo con mantención de las mesas de trabajo. El juez resolvió no dar lugar a la suspensión y se comunicó con el oficial de justicia, a cargo de llevar adelante el operativo, que informó que se va a instrumentar el desalojo el 18, 19 y 20 de septiembre. Ya tenemos fecha de desalojo, lo cual antes no había ocurrido”.

En el edificio Santa Cruz funcionaba la fábrica textil SELSA en la década de 1990. Cuando la empresa quebró, los edificios de los talleres fueron casi inmediatamente vendidos o rematados. De todos los edificios, sólo había quedado sin vender el de la sede social, que fue abandonado y a partir del año 2002 comenzó a ser ocupado y recuperado como vivienda por familias. En 2010, el edificio fue subastado y las familias que allí viven intentaron obtener un crédito para comprarlo, pero no lo lograron.

El juicio de desalojo que las familias enfrentan hace diez años lo inició el empresario Leonardo Ratuschny, quien se dedica a los emprendimientos hoteleros en la Ciudad de Buenos Aires. "El empresario lo compró en cómodas cuotas al gobierno porteño, con quien también mantiene otros negocios”,  informó la presidenta de la cooperativa a Tiempo Argentino.

Desde entonces, las familias llevaron adelante gestiones con el IVC para poder conformarse como cooperativa amparados por la ley de vivienda N° 341, pero no tuvieron respuestas por parte del gobierno.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?