DERECHOS

Protesta pacífica contra las condiciones inhumanas en la Cárcel de Devoto

“Entre otras cosas, reclaman que se cumpla con el régimen de visita mixta y de afectación laboral -muchxs compañerxs llevan más de 12 meses sin trabajar-“, detallaron desde la organización Atrapamuros. Esto se suma a reclamos previos en relación a la bandeja de comida “que ningún funcionarix del servicio penitenciario se atrevería a probar”.



“Nueva batucada en Devoto: este encierro no se aguanta más”. La organización social Atrapamuros difundió que quienes están privados de su libertad en la Cárcel de Devoto están realizando “una nueva protesta pacífica para reclamar por las condiciones inhumanas en las que se encuentran alojadxs”.

“Entre otras cosas, reclaman que se cumpla con el régimen de visita mixta y de afectación laboral -muchxs compañerxs llevan más de 12 meses sin trabajar-“, detallaron. Esto se suma a reclamos previos en relación a la bandeja de comida que les brindan, “comida que ningún funcionarix del servicio penitenciario se atrevería a probar”.

Desde esa organización social, abocada al trabajo en cárceles, advirtieron: “Hacemos responsable a lxs directorxs y responsables políticos de la cárcel por cualquier conflicto que pueda surgir en el marco de lo que es ni más ni menos que una medida de fuerza pacífica”.

Los reclamos vienen de larga data, pero la situación dentro del penal sigue siendo grave. En las últimas semanas, por caso, un incendio destruyó el pabellón 30. Pese a que oficialmente se informó que hubo un foco menor, de los seis presos heridos uno falleció y otro sufrió lesiones graves.

Según consignó el diario Clarín, los internos denuncian que los guardiacárceles dejaron que el fuego se consumiera mientras ellos se apilaban en el baño. El Servicio Penitenciario da otra versión: asegura haber sofocado las llamas rápidamente y evitado así una tragedia aún peor.

En Devoto todas las postales están atravesadas por la superpoblación. A tal punto, que un gimnasio fue reconvertido para alojar detenidos. Se trata del llamado Pabellón 53, adonde llegaron la mayoría de quienes estaban detenidos en la alcaidía de Tribunales, declarada por la Justicia "no apta para la condición humana".

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?