LEGISLATURA PORTEÑA

Más chicos, menos comida: exigen declarar la emergencia alimentaria en comedores escolares

Luego de las denuncias por el incremento de solicitudes de vacantes y un creciente faltante de raciones, legisladoras de Unidad Ciudadana presentaron un proyecto de ley para que el GCBA modifique las partidas presupuestarias.

Las legisladoras porteñas de Unidad Ciudadana Paula Penacca y Lorena Pokoik presentaron un proyecto de ley que establece la emergencia alimentaria para todos los comedores de escuelas públicas y de gestión privada con subvención estatal de la Ciudad de Buenos Aires hasta fines de 2020. Esto se debe a las denuncias del sector sobre el aumento de solicitudes de vacantes y un creciente faltante de raciones.

En ese sentido, el proyecto determina la modificación de las partidas presupuestarias para los comedores escolares, para que aumenten las raciones y, además, suspendan a las empresas licenciatarias que tengan multas o denuncias. Cambiar las partidas presupueestarias tiene como objetivo mejorar la calidad del alimento que reciben los estudiantes con mayor cantidad de verduras, carne, pescado, leche y frutas y, al mismo tiempo, aumentar la cantidad de raciones por escuela hasta igualarla a la matrícula de cada institución.

"Las denuncias por falta de raciones y mala calidad en la comida han denotado un estado de extrema gravedad en la prestación del servicio, vulnerando el derecho a una alimentación digna, rica y saludable para todos los niños, niñas y jóvenes de nuestra Ciudad", afirmaron las autoras de la iniciativa.

En los fundamentos del proyecto, indicaron que intentan de esta manera dar respuesta a las cooperadoras escolares que "vienen denunciando a lo largo del año el incremento de solicitudes de vacantes en los comedores, las faltas de raciones o las insuficiencias de las mismas para cubrir la demanda de los niños".

Por último, advirtieron que "la centralización de la inscripción online para el comedor y la solicitud de viandas han presentado serios obstáculos" para las familias que "no disponen de conexión de wi fi y/o de ordenadores". Al respecto, señalaron también que "las nuevas disposiciones" para inscribirse generan "enormes cuellos de botella en los CGP" en los que se recibe la documentación y que "de las 15 sedes una sola cuenta con turnos disponibles".

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?