LITERATURA

"(Fotografías)": poesía inspirada en dinámicas urbanas

El escritor y profesor en letras Diego García presenta su flamante libro de poesía en el que retrata con sensibilidad las distintas expresion sociales que surgieron en formato de graffitis y pintadas durante los 70 y 80's.


De la mano de la editorial Zindo & Gafuri llega a las librerías (Fotografías), el cuarto libro del poeta Diego L. García en donde profundiza el encuentro que se produce entre la imagen y la lectura al encontrarse en la calle con un mensaje que se codifica de distintas formas en distintas partes del mundo.

“La exposición de Wayne Sorce –fotografías callejeras de los 70 y los 80- plantea un problema: esas tomas hablan a través de carteles, grafitis, afiches, señales de tránsito y un universo de textos ocupa silenciosamente (o casi) el espacio. La disputa con la imagen, con los objetos y sus colores, con las formas del tiempo (automóviles, vidrieras, ropa, orden y desorden), da pie a una tercera textualidad: el ensayo de una intervención nueva en la que el procedimiento ha sido una mediación espontánea. Confiar en el modo-lector que recorta y selecciona y que a su vez produce (otras fotografías) en el paréntesis de una serie incrustada”, explicó el autor.

García expone que cuando “alguien asiste al tiempo detenido, la experiencia se vuelve cuadro por cuadro una capa más del sujeto. Ver cómo lo propio no lo es tanto y se inmiscuye fácilmente en la percepción del arte ajeno”. En tal sentido sostiene que “la velocidad del ojo que se ubica acá y allá ante una representación, la construcción que hace de lo que temerosamente llama 'obra' pero también la construcción de sí mismo en esa interacción. Leemos aquello que somos leyendo: el acto de vivir es también una lectura”.

Nacido en Berazategui en 1983, García es profesor en Letras. Escribe poesía y crítica. Entre sus últimas publicaciones se encuentran: Esa trampa de ver (Añosluz editora, 2016), Una voz hervida (Jámpster e-books, 2017) y Una cuestión de diseño (Barnacle, 2018). Actualmente colabora en diversas revistas literarias.


A continuación, un fragmento del libro:

(Fotografía #6) Una taza dentro de una película

ya estamos del otro lado de las primeras imágenes.
lo que se esperaba no era sino un plano enfocado
con la delicadeza de un arte
más o menos conocido. nada de esto.
hace unos días vi una película en la cual la chica
dejaba al descubierto ciertos espacios
fuera del juego trillado de actuar
según una educación sentimental glamorosa. ella
anteponía a todo discurso
algo que no consentía lo esperable. y entonces
todo era corrido hacia un estado demasiado valioso:
encontrarse en esos pormenores
en los que nada hay que cumplir más que lo natural
de pasar por lo humano sin exponerlo
al óxido que dejan las ficciones
cada vez que sacamos un crédito en ellas.
ya estamos lejos. la taza nada especial y sus personajes
no nos deben explicaciones.
posiblemente el tiempo les dé la razón

COMENTARIOS


ENCUESTA

Elecciones 2019: ¿Creés que habrá segunda vuelta en la Ciudad?