ARTE

Inauguran un mural para recordar a las víctimas de la AMIA

El artista Martín Ron recuerda a las víctimas del atentado a la AMIA con un mural realizado con dos vigas del edificio original.


El edificio de la AMIA, la mutual israelita en Buenos Aires, ubicado en Pasteur 633, pleno barrio de Once, sufrió un atentado terrorista brutal que lo dejó convertido en escombros. Una bomba explotó a las 9.53 del 18 de julio de 1994 y provocó la muerte de 85 personas. Hoy viernes, a esa hora y con dos vigas como eje, el artista plástico Martín Ron inaugura un mural para recordar a las víctimas y continuar ejercitando la memoria colectiva y el reclamo de Justicia.
 
El día que estalló la bomba, el edificio -que había sido construido en 1945- se desplomó íntegro. En el pozo y sobre sus ruinas fue construido uno nuevo, el actual, que se inauguró sólo cinco años después de la explosión, en 1999. Sobre un lateral, "apoyadas" en la medianera, están las dos vigas que fueron intervenidas por Ron.
 
En este paño gigante, Ron hizo un mural que refleja una herida aún abierta en la historia argentina. "Surrealismo urbano", como define su arte el propio Ron. Con trabajos realizados en Inglaterra, Bélgica, Rusia, Estados Unidos, España, Malasia, Estonia y en todo el país, logró que su obra sea reconocida a simple vista.
 
"Las columnas sobre las que se creó el mural son la única memoria arquitectónica que se conserva del viejo edificio. Si bien la obra de Ron puede tener diferentes interpretaciones, una de ellas es que esas columnas, que resistieron el peor ataque terrorista que sufrió el país, sostienen el reclamo de Justicia", opinó a Clarín Elio Kapszuk, director del Espacio de Arte AMIA.
 
Martín Ron trabajó para llegar hasta este diseño en el que esas dos vigas que sobrevivieron el estallido se transformaron en escaleras: "Logramos resignificarlas. Creo que fue uno de los desafíos más grandes en los que trabajé", confiesa el artista a Clarín. "La escalera conecta. Está apoyada en la tierra, rodeada de un reclamo colectivo -de las familias, las víctimas y la sociedad- y se dirige hacia arriba, hacia el cielo. Creo que pudimos plasmar la idea de recordar como un ejercicio necesario", explicó Ron, cuya obra fue bautizada "El Muro de la Memoria".
 
Generalmente, en el arte callejero los muralistas trabajan de manera libre y plasmando sus propios universos: "Siempre hay un disparador y un concepto, por supuesto. Pero en este caso hubo un trabajo colaborativo con la gente de AMIA y un ejercicio de investigación muy enriquecedor. Por otro parte, hacerlo me introdujo en un universo nuevo", contó el artista.
 
Una de las historias que descubrió Ron es la del "Sueño de Jacob", un pasaje del libro "Génesis", en donde se hace mención a una escalera: Jacob soñó que había una escalinata apoyada en la tierra, cuyo extremo llegaba hasta el cielo, y por la que subían y bajaban los ángeles. "Yo estoy contigo. Te protegeré por dondequiera que vayas. No te abandonaré hasta cumplir con todo lo que te he prometido", le dice el Señor a Jacob.


COMENTARIOS



UBICACIÓN


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?