EL CRIMEN OCURRIÓ EN 2016

El joven que asesinó a cuchilladas a dos mujeres en La Boca irá a juicio

Lo declararon inimputable dos veces pero una junta médica determinó que no sufre alteraciones mentales. Ahora, será juzgado por haber asesinado con una navaja a dos mujeres en el Parque Irala, el 11 de octubre de 2016.

El veterinario cordobés Martín Bonetto de 29 años deberá enfrentar un juicio oral por el asesinato de dos amigas y el intento de homicidio de un joven en una plaza del barrio porteño de La Boca. El caso ocurrió el 11 de octubre de 2016 y ahora fue elevado a la etapa de debate oral por la jueza de instrucción Wilma López tras un pedido de la fiscal Susana Calleja y luego de que la magistrada, en dos ocasiones, declarara inimputable y considerara que el acusado debía permanecer en un psiquiátrico.

Nuria Couto de 18 años y Natalia Grenbenshicova de 15 años, de nacionalidad rusa, estaban festejando junto con amigos el cumpleaños de uno de ellos en el Parque Irala, a unas dos cuadras del estadio del club Boca Juniors. En un momento, Bonetto se acercó y entabló una conversación con los jóvenes. De repente, el imputado se abalanzó sobre Nuria y la apuñaló 17 veces con una navaja.

Mientras gritaban por ayuda, Bonetto también intentó apuñalar a otro de los jóvenes y comenzó a perseguirlo, pero luego cambió de objetivo y tomó por la espalda a Grebenshchikova, quien se encontraba cerca de una fuente que tiene la plaza, y le asestó cuatro puñaladas en distintas partes del cuerpo.

Hubo varios testigos que hasta asistieron a las víctimas y llamaron al SAME, mientras que otros corrieron tras el imputado –quien siempre exhibía el arma blanca– hasta que lograron rodearlo y reducirlo. Bonetto tenía clavada su propia navaja en la cabeza y presentaba una lesión de arma blanca en el tórax.

Producto de las heridas, Couto murió el 5 de noviembre, mientras que el deceso de Grebenshchikova se registró el 24 de ese mismo mes.

Allí comenzó una peripecia judicial. Primero, la jueza López consideró que Bonetto era “inimputable”, lo sobreseyó y ordenó su internación durante 25 años en el Programa Interministerial de Salud Mental Argentino del Complejo Penitenciario Federal número 1 de Ezeiza.

Sin embargo, la Cámara del Crimen revocó la medida y tuvo en cuenta una carta manuscrita del sospechoso en la que admitió su culpa. La causa volvió al despacho de la jueza Lópe, quien insistió en su sobreseimiento por segunda vez, lo cual también fue revocado.

Luego, dos juntas médicas determinaron que Bonetto no padecía secuelas de la lesión en la cabeza. La fiscal pidió la elevación a juicio condiderando que “ninguno de los antecedentes mencionados, ni las explicaciones vertidas permite concluir que en el momento de los hechos Bonetto no pudo comprender la criminalidad de sus actos, ni dirigir sus acciones”.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?