COMUNA 3

Renovaron la Plaza del Congreso

Con más verde y flores, la Plaza del Congreso quedó renovada. Se restauraron monumentos y fuentes y se arreglaron senderos y calles.


El espacio verde, que nació para el Centenario de la Patria, sumó 7.686 metros cuadrados de verde en la Plaza del Congreso, 5.311 m2 en la Moreno y 1.179 m2 en la Lorea, informa Clarín.
 
El conjunto de las tres plazas está ubicado entre Rivadavia, Entre Ríos, Hipólito Yrigoyen y Roque Sáenz Peña, una zona muy ajetreada de día, por el tránsito y por las marchas, y un tanto desolada en las noches.
 
De acuerdo con las fuentes oficiales, entre los trabajos clave, restauraron los monumentos y obras de arte en las tres plazas; mejoraron las calles del entorno y nivelaron la de Virrey Ceballos; recuperaron la traza original de los senderos, bordes de veredas y canteros; incorporaron especies nativas y aromáticas, y repusieron árboles.
 
“Por acá circula y vive muchísima gente. Es una zona en la que no hay mucho espacio verde alrededor. Por eso, la reforma tiene más importancia”, dijo el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, durante la inauguración.
 
Las obras incluyeron la restauración de estatuas y fuentes, mientras que las esculturas de Alfredo Palacios y de la poesía Tráfago, de Baldomero Fernández Moreno, fueron reubicadas.
 
La reforma de la plaza forma parte de las obras de revalorización del Eje Cívico, comprendido por el corredor de la Avenida de Mayo y concebido para enfrentar y destacar visualmente dos de los edificios más importantes de la ciudad: la Casa Rosada y el Congreso.
 
Eduardo Macchiavelli, ministro de Ambiente y Espacio Público hizo hincapié en el mantenimiento de la plaza, teniendo en cuenta las manifestaciones: “Es el mismo que tienen todas. Pero parte de la remodelación tuvo que ver con entender esta particularidad. Hemos resguardado un espacio de los laterales para las manifestaciones”.
 
La historia de la Plaza del Congreso comienza con los cambios urbanísticos de la Ciudad de Buenos Aires durante los festejos del Centenario de la Revolución de Mayo, bajo la idea de crear lugares ventilados y soleados.
 
Su construcción empezó luego de la sanción de una ley, el 30 de septiembre de 1908, que establecía la creación de un parque constituido por la Plaza Lorea y la nueva Plaza del Congreso, a construirse entre las calles Entre Ríos, Victoria (actualmente H. Yrigoyen) y Rivadavia. Se presentaron varios proyectos y el elegido fue, finalmente, el del paisajista Carlos Thays, ya que respetaba un petitorio firmado por los vecinos en 1893.
 
En ese documento pedían que no se mutilara la Plaza Lorea, por lo que su intervención requirió, entre otras modificaciones, retirar las columnas de alumbrado de la traza original de la avenida Rivadavia.
 
La obra finalizó en enero de 1910 y quedó una Plaza Lorea dividida en dos, con esculturas y jardines de estilo francés, una plaza intermedia con un estanque, un monumento a erigirse -que finalmente sería una réplica a partir del molde original de El Pensador, del francés Rodin- y una gran plaza cívica con una pileta central y canteros a los lados.
 
El diseño se mantuvo hasta 1968, cuando tomó su forma actual, al establecerse la mano única para la Avenida de Mayo y construirse la curva que une a la traza con Rivadavia.

COMENTARIOS



UBICACIÓN


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?