COMUNA 9

Se realizó un festival por la reapertura del cine El Plata de Mataderos

Los vecinos de Mataderos organizaron un festival el sábado pasado para reclamar por la reapetura del cine teatro El Plata.


Luego de un desesperanzador diálogo con el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, los vecinos de Mataderos realizaron el sábado por la tarde un nuevo festival por la finalización de las obras y la reapertura del cine teatro El Plata, informa Página 12. El festival fue esencialmente musical, se presentaron bandas del barrio y también hubo teatro callejero.
 
“Es vergonzoso y descarado que siga abandonado y clausurado”, manifestaron mediante un comunicado. El inmueble fue adquirido por el Estado porteño. Un fallo judicial lo obligó en 2013 a convertirlo en centro cultural. La obra avanzó en parte, pero en el presupuesto 2018 no se la contempla.
 
En 2007, el entonces jefe de Gobierno Mauricio Macri, manifestó su intención de demoler el cine, adquirido dos años antes por la gestión de Aníbal Ibarra. El actual presidente quería instalar un centro de gestión y participación. Los vecinos lograron torcer aquella determinación y obtuvieron el compromiso del ex ministro de Cultura Hernán Lombardi de construir un centro cultural.
 
En 2011 se inició la primera etapa de reformas y fueron inauguradas dos microsalas, que funcionaron con interrupciones hasta 2013. Para la segunda etapa hubo una licitación por 25 millones de pesos, la empresa Teximco S.A. se comprometió a terminar la obra en 400 días. Pero después de cobrar 20 millones, abandonó el trabajo. En abril de 2015 reabrieron de nuevo dos salas; en diciembre se produjo el cierre definitivo y la obra quedó paralizada.
 
Lo que Santilli les dijo recientemente a los vecinos en el club Glorias Argentinas es que el Gobierno porteño carece de fondos para concluir la reforma, y que tampoco los hay para sostener el funcionamiento del espacio en el futuro. “Nos queda un 40 por ciento de la obra a terminar. No tenemos los recursos para avanzar sobre, no sólo la finalización de la obra, sino la continuidad de la operación constante del Cine El Plata”, dijo el Vicejefe de Gobierno.
 
“Es un despropósito, porque no estamos hablando de una inversión excesiva: la obra está avanzada en un 60 por ciento”, aseguró a Página 12 Walter Ordoñez, uno de los referentes de la Coordinadora en Defensa del Cine El Plata. A través de un cálculo sobre los números oficiales, los vecinos llegaron a la conclusión de que el macrismo lleva gastados 5 millones de dólares. “¿En qué se invirtieron? ¿Realmente se pusieron ahí? Porque, si es así, la obra debería haber concluido de sobra”, opinó Ordoñez.
 
“Santilli nos volvió a traer el fantasma de la entrega del espacio en concesión a un emprendimiento privado”, continuó. De hecho, a comienzos de noviembre, el inmueble fue visitado por los hermanos Pablo y Adrián Serantori, productores de Pasión de Sábado, acompañados por una abogada del Ministerio de Cultura, y un tasador del Banco Ciudad.
 
El ministro de Cultura de la Ciudad, Enrique Avogadro visitó la obra el 20 de febrero junto a un grupo de asesores. “Y nunca más volvimos a tener contacto. Dijo que cuando tuviese una propuesta seria iba a acceder a juntarse. Lo último de lo que nos enteramos, a través de una asesora, es que busca elaborar ‘una propuesta sustentable’. Pero en lo único que tenemos confianza es en el reclamo de la barriada, que es muy sentido”, expresó Ordoñez.
 
Una sentencia judicial intimó en 2013 al Gobierno a concluir las obras. Es una de las herramientas que sustenta el reclamo vecinal, como la ley de protección como patrimonio histórico, que obliga a evitar el deterioro del edificio. En abril del año pasado, la Coordinadora inició una causa contra el Gobierno porteño para exigir el cumplimiento de las reformas. Un juez falló en contra de los vecinos y ellos apelaron. “Pero la sentencia de 2013 está firme y cerrada; no está en duda”, aclaró Ordoñez.
 
Ubicado sobre la avenida Alberdi 5751, el cine fue inaugurado en 1945. Cuenta con 975 metros cuadrados y en su momento tuvo más de mil butacas. Cerró sus puertas en 1987. En un primer momento, fue vendido a una cadena de electrodomésticos que prometió no demolerlo y cumplió. Los vecinos comenzaron a juntar firmas para la compra en 2004.
 
“Aunque parezca una locura, todos los lunes, desde hace 10 años, nos juntamos a pensar propuestas, acciones, comunicados, reuniones con funcionarios y legisladores. No hemos bajado los brazos y vamos a seguir esta pelea”, aseguró Ordoñez.


COMENTARIOS



UBICACIÓN


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que se trate la legalización del aborto en el Congreso?