ELECCIONES LEGISLATIVAS 2017

Los precandidatos porteños de Unidad Ciudadana charlaron con los vecinos de la Ciudad

Los precandidatos a legisladores porteños por la lista Unidad Ciudadana recorrieron los barrios de la Ciudad y charlaron con los vecinos y comerciantes quienes manifestaron preocupación por la situación económica y caída de las ventas.

Con la campaña electoral formalmente en carrera, los candidatos a legisladores porteños por la lista Unidad Ciudadana recorrieron distintos barrios de la ciudad de Buenos Aires para dialogar con los vecinos y escuchar sus reclamos de cara a las próximas elecciones primarias del 13 de agosto. 

Mariano Recalde, primer precandidato en la lista, estuvo presente en el barrio de Villa Lugano donde conversó con el tesorero del club Pampero, quien le narró cómo la realidad de ese espacio ya no es la misma dada la caída del consumo.

El ex titular de Aerolíneas Argentinas manifestó que su "único objetivo es escuchar a los ciudadanos de carne y hueso, ponernos a su disposición para que en las urnas podamos expresar el descontento y el desánimo que nos manifiestan en las calles”. Además, aseguró que quieren "ser la voz de la mayoría que no se ve representada en las políticas de un Gobierno para pocos”.

El precandidato resaltó cuáles son los principales reclamos de los vecinos y la preocupación que muestran al ver que “la leche se vende ahora de a medio litro porque no se puede acceder al sachet de uno; baja el consumo drásticamente al punto que el mercado central vende un 40% menos; la vente de medicamentos de venta libre cayó un 5%”.



Por su parte, la titular del bloque peronista en la Legislatura y precandidata, María Rosa Muiños, visitó la Sociedad de Fomento Manuel Belgrano, donde charló con los emprendedores que exponen allí y le manifestaron que "les cuesta mantener sus puestos porque la plata no alcanza".



La precandidata a una banca en la Legislatura porteña, Victoria Montenegro, también recorrió el barrio de Lugano donde pudo hablar con diferentes comerciantes, desde vendedores de ropa, hasta remiseros, dueños de mueblería y de pizzería quienes le manifestaron su preocupación por la caída de las ventas, incluso con el incentivo de las promociones.



Quien también participó de la jornada fue la legisladora y precandidata Lorena Pokoik, quien recorrió el barrio de Boedo. Allí se encontró con la historia de un jubilado que le contó que ya no puede llegar a fin de mes y comerciantes que le manifestaron la fuerte caída de las ventas, lo que afecta su economía personal.


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Qué opinás del gracioso "lateral" que sacó Macri jugando un partido en la quinta de Olivos?