EDUCACIÓN

Denuncian una “estafa” a futuros docentes que trabajaron en un programa porteño

En el marco del programa Estímulo, ejercieron desde abril como auxiliares en distintas escuelas. Tras dos meses en las aulas, fueron dados de baja por “irregularidades” en la inscripción. Reclaman que les paguen el tiempo ya trabajado.

 Mientras el debate por la creación de la Universidad para Docentes o Unicaba sigue vigente, otro reclamo se instaló entre los futuros maestros que se forman en la Ciudad. Se trata de quienes accedieron al Programa Estímulo, para estudiantes a punto de recibirse en profesorados porteños. Denuncian que, tras meses de desempeño en distintas escuelas, el Gobierno los desafectó por detectar “irregularidades” en su inscripción y no les pagan el tiempo ya trabajado.

El programa Estímulo a la Formación Docente fue diseñado por el Gobierno porteño ante una problemática concreta: faltan docentes en la Ciudad. Así, la gestión propuso a los estudiantes avanzados de los profesorados la realización de prácticas rentadas como auxiliares docentes durante cuatro meses, a cambio de algo más de 7600 pesos por mes y el cómputo de ese trabajo como antigüedad docente. Para formar parte del programa se exige tener aprobados determinados talleres y materias, entre otras cosas.

 Más de una docena de estudiantes a punto de recibirse, que este año comenzaron a trabajar como auxiliares en el marco de este programa, denuncian que fueron desafectados y no les pagan el tiempo trabajado. Este martes se movilizaron a la Dirección General de Formación Docente, donde fueron convocados para una nueva reunión el próximo jueves.

“Hubo reclamos previos de las escuelas donde trabajamos y de nuestros profesorados. Ante la no respuesta, decidimos hacerlo público. Para que no les pase a otros compañeros. Es una situación horrible para el final de nuestras carreras”, dijo en diálogo con Nueva Ciudad Diego Rubini, estudiante del profesorado IES Juan B Justo, tras trabajar y no cobrar en la escuela Antonio Devoto, en el marco del Programa Estímulo.

“El viernes 8 de junio me llamó la rectora de mi instituto, para contarme que la llamaron desde la Dirección General de Educación Superior para comunicarle que me dan de baja del programa, que no me van a pagar. Esto ya le había sucedido a una compañera hacía unos días”, contó Rubini a través de Twitter, donde comenzó a denunciar la situación. Y agregó: “Cuando nos anotamos teníamos contemplado cobrar tarde (un clásico del programa), pero nunca no cobrar. Como nosotros hay muches estudiantes, ya habíamos sido admitidos en el Programa, ¿recién ahora salta esta situación irregular? ¿Es irregular la situación?”.

 Desde la Dirección General de Educación Superior le dieron el argumento de que las “irregularidades” fueron detectadas por Hacienda. “¿De quién es el error? ¿Quién debe hacerse cargo? Durante estos meses rechazamos otros trabajos, algunes dejaron el trabajo que tenían para poder realizar el Programa… ¿No deberían, al menos, pagarnos lo ya trabajado?”, se preguntó Rubini, quien contó que tras la difusión del reclamo se contactó con docentes que el año pasado sufrieron la misma situación en otro programa de Educación porteño.

A este reclamo de quienes fueron dados de baja sin cobrar se sumó además el de quienes continúan inscriptos, pero también permanecen sin percibir sus ingresos desde abril. A ellos y ellas, según les prometieron, les pagarán en los próximos días.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que se trate la legalización del aborto en el Congreso?