ARTE

Con muestras de arte y música en vivo se inauguró BienalSur

La Bienal Sur es una propuesta cultural que se extenderá hasta fines de diciembre, con obras, instalaciones y experiencias artísticas en 16 países, 32 ciudades, 84 sedes y contará con la participación de más de 350 artistas y curadores.


La Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de América del Sur es un ambicioso proyecto artístico en el que participan 16 países; 32 ciudades; 84 sedes entre Museos Nacionales y otros organismos culturales, y más de 350 artistas y curadores. La feria de caracter internacional abrió sus puertas con la presencia del jefe de gobierno, Horacio Rodríguez Larreta y de los ministros de cultura de la Nación y de la ciudad, Pablo Avelluto y Ángel Mahler.

El director general de la Bienal, Aníbal Jozami, consideró que “Buenos Aires debe volver a ser la capital del arte de Sudamérica y referencia en el mundo por la resonancia de su arte y cultura”.En esa línea, Jozami expresó que “los países se construyen en base a proyectos que superan las diferencias partidarias y eso es lo que hemos hecho desde la cultura”.

En un acto previo a la inauguración, en el Centro Cultural Recoleta, estuvieron los embajadores de Gran Bretaña, Grecia, Serbia, Líbano, Italia, Perú, Bolivia y Japón, países cuyos artistas están entre los 2543 que presentaron proyectos para la Bienal. Durante la apertura, se realizó un show de Gabo Ferro, La Charo, Tremor, Chancha Vía Circuito y Javier Plano VJ en plena plaza frente al Centro Cultural Recoleta.

La BIENALSUR es una propuesta cultural que se extenderá hasta fines de diciembre, con obras, instalaciones y experiencias artísticas en 16 países, 32 ciudades, 84 sedes y contará con la participación de más de 350 artistas y curadores.

Organizada por la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF), involucra a una red de universidades, centros y museos que han trabajado en torno a cuatro grandes ejes: curadurías propias, colección de colecciones, arte en las fronteras y acciones en el espacio público.

Quienes se acercaron a la fiesta pudieron ver las obras que modificarán el paisaje urbano porteño hasta diciembre como las agujas de la obra “Más allá del tiempo”, de Marie Orensanz en la Plaza Rubén Darío, junto a las extrañas presencias de la obra “Pozo bajo el agua”, del artista Miguel Harte, en la fuente rectangular de la plaza.

Además, se exponen “La línea de Buenos Aires”, del portugués Pedro Cabrita Reis, que sorprende en las escalinatas de la Facultad de Derecho de la UBA, así como el plano detalle del ojo que expone Katie Urban en el exterior del Museo de Arquitectura y Diseño “Julio Keselman”.

En tanto, no pasaron inadvertidas las fachadas del Palais de Glace, cuyo edificio fue el objeto de la intervención “Setenta y tres, cuarenta y nueve”, del francés Bertrand Ivanoff, y la del Centro Cultural Recoleta con las huellas de manos gigantes de la obra “Touch”, de la brasileña Regina Silveira.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con la reforma educativa que propone el Gobierno porteño?