COMUNA 14

Clausuraron un centro cultural en Palermo

Volvieron las clausuras de la Agencia Gubernamental de Control, está vez fue para el Centro Cultural El Quetzal, ubicado en el barrio de Palermo.


La semana pasada el Gobierno de la Ciudad, a través de la Agencia Gubernamental de Control,  clausuró el Centro Cultural El Quetzal, ubicado en Guatemala 4516, en el barrio de Palermo, porque había gente bailando, aunque la ley de Centros Culturales especifica que es una actividad que se puede realizar.
 
Llegaron a las 2 de la mañana, en medio de una fiesta con Djs, diciendo que no se podía bailar. Me di cuenta de que no sabían nada, les presté la ley impresa, se fueron a hablar por teléfono y cuando volvieron dijeron que nos tenían que clausurar igual porque en la norma decía que el baile no podía ser nuestra actividad principal, algo que no sucede. Fue bizarro y ridículo”, cuenta a Noticias Urbanas Mariano Viceconte, presidente de la cooperativa de trabajo que lleva el mismo nombre que el lugar.
 
La de El Quetzal no es una clausura aislada, sino una más de las tantas que el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, a través de la Agencia Gubernamental de Control, realiza contra centros culturales independientes. Para estos espacios, una medida de estas características es devastadora en el contexto de crisis económica actual, ya que no sólo impide que los lugares funcionen, sino que les exige el pago de multas muy elevadas, que en muchos casos no pueden pagar. En el caso de El Quetzal, deja sin trabajo a veinte personas que forman la cooperativa.
 
A principios de mes clausuraron el Galpón de Guevara, ubicado en Guevara 326, en el barrio de Chacarita, con argumentos similares.
 
“Los centros culturales depositamos mucha esperanza en la ley que nos ampara, pero los inspectores nos traen problemas constantemente. Evidentemente no hay una decisión política del gobierno de proteger estos espacios, aun cuando suman muchísimo contenido a la oferta cultural de la Ciudad”, asegura a Noticias Urbanas uno de los responsables del espacio, que sostiene que estos espacios “ocupan un lugar que el estado no ocupa” y que brindan propuestas y expresiones “mucho más cercanas a los barrios y a los vecinos”.
 
Por el momento, los artistas y trabajadores del espacio cerrado no saben cuándo van a poder volver a funcionar, ya que tienen que esperar que la propia Agencia Gubernamental de Control resuelva trabas burocráticas, aun cuando la clausura haya sido ilegal.  “Denunciamos la emergencia cultural y persecución a la cultura independiente y le solicitamos al Jefe de Gobierno que garantice la existencia y proliferación de este tipo de espacios”, expresaron desde El Quetzal, que se suma a la lista de los casi cien espacios que en los últimos dos años clausuró el Pro en la Ciudad.

COMENTARIOS



UBICACIÓN


ENCUESTA

¿Qué opinás de la frase de Macri: "Ojo con aquellos que son cómplices de lo que sucedió la década pasada; van a terminar todos presos"?