ESCÁNDALO

Rechazo de todo el arco político tras el intento del Gobierno de ajustar las jubilaciones

La sorpresiva medida implica una baja en el porcentaje de aumento de las prestaciones. Se alzaron voces del oficialismo y la oposición para cuestionar el cambio y preanunciar que habrá marcha atrás.

Macri junto al titular de la Anses, Emilio Basavilbaso.

Una vez más, el blanco del ajuste fueron los jubilados. En este caso, a través de una modificación en la forma de calcular el aumento, anunciada por Anses. La sorpresiva medida implica una baja en el porcentaje de aumento de las prestaciones. El rechazo en los distintos sectores de la oposición fue inmediato. Tanto, que hasta se alzaron voces del oficialismo para cuestionar el cambio y preanunciar que habrá marcha atrás. Así lo aseguró el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

El escándalo se desató a partir de un anuncio inesperado desde el Gobierno: la modificación, a través de una resolución de la Secretaría de Seguridad Social, de la fórmula de cálculo de los aumentos a jubilados y pensionados que ordena la Ley de Movilidad Previsional El cambio determina que a partir de ahora los incrementos de marzo y septiembre de cada año serán más bajos de los que hubieran correspondido con el sistema anterior. 

El nuevo método de cálculo, perjudicial para los abuelos, fue reconocido por el titular de la Anses, Emilio Basavilbaso. Argumentó que hasta ahora había una “pequeña sobreestimación” en los incrementos que dispone la norma. La novedad fue comunicada con el anuncio de la suba correspondiente a marzo para jubilados, pensionados, pensiones no contributivas, ex combatientes de Malvinas, titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y asignaciones familiares de los trabajadores formales. Así, el aumento será del 12.65 por ciento. De no aplicarse la nueva resolución oficial, la suba de las jubilaciones sería del 12,96%. De esta forma, la jubilación mínima pasará de 5661 a 6377 pesos, con un incremento que queda muy rezagado con respecto a la inflación.

El tema llegó anoche al Congreso, mientras se debatía la reforma del régimen de riesgos del trabajo (ART). El impacto fue tal que casi hace naufragar esa discusión. A las pocas horas comenzó a circular la versión de una marcha atrás del oficialismo, que el presidente Mauricio Macri terminaría de definir hoy.  Esta mañana, el diputado del PRO Pablo Tonelli afirmó que “ayer el Presidente comunicó que se va a derogar la resolución que baja las jubilaciones” y la tildó de “inoportuna”. 

"La resolución en términos técnicos es correcta, aunque eso no quita que sea inoportuna, fue poco presentable, la verdad no me parece ni adecuado ni simpático bajarle a los jubilados. Estos temas se tienen que presentar mejor y debatirlos”, dijo Tonelli a radio FM Blue.  La aliada de Cambiemos Elisa Carrió también salió con los tapones de punta y hasta amenazó con pedir la renuncia del titular del Anses. 

La medida no fue comunicada en conferencia de prensa ni en una visita al Congreso, tampoco publicada hoy en el Boletín Oficial. Fue transmitida a través del comunicado de prensa de la Anses sobre la suba de jubilaciones y pensiones que se aplicará en marzo y se conoció tras la reunión de Basavilbaso con Macri en Olivos.

En cuanto al 12,65 por ciento de aumento, Anses estimó que estará arriba de la inflación de los últimos seis meses. Pero si la suba de precios de febrero se cierran en 2,5 por ciento, como estiman las consultoras, la inflación de los últimos seis meses (septiembre-febrero) sería de 12,7 por ciento, basando el cálculo en el índice de inflación de la Ciudad de Buenos Aires. En septiembre pasado, en tanto, los haberes treparon 14,16 por ciento y la inflación del semestre previo había sido del 20,85, lo que significó una pérdida de 6,7 puntos.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Qué opinás de la frase de la Vicepresidenta Gabriela Michetti: "Si yo fuera docente y ganara 9 mil pesos no haría paro"?