UN CRIMEN IMPUNE

Hubo marcha atrás: juzgarán al asesino de La Boca

"La jueza tenía tanto apuro que no investigó nada el caso", se quejó Anna Rodionova, la madre de Natalia, una de las chicas que murió apuñalada por un veterinario cordobés.


El caso de las dos chicas asesinadas a puñaladas en la Plaza Irala de La Boca dio un nuevo vuelco. Parecía cerrado cuando la jueza Wilma López sobreseyó en poco más de dos meses al asesino y veterinario Mariano Bonetto por ser inimputable. Pero ahora la Cámara de Apelaciones lo rechazó y el caso irá a juicio. "La jueza tenía tanto apuro que no investigó nada el caso", se quejó la madre de Natalia, Anna Rodionova. Además señaló que intentarán cambiar además la carátula por la de femicidio.
 
Hace poco menos de un mes y basada en los peritajes psicológicos y psiquiátricos la jueza López sobreseyó al veterinario cordobés, que quedó alojado en el pabellón para pacientes psiquiátricos del Complejo Penitenciario Federal de Ezeiza, ya que consideró que "es peligroso para sí y para terceros".

"Bonetto compró el cuchillo con anticipación y los días anteriores había estado diciendo que odiaba a las mujeres y que había que matarlas. El dormía en el Parque Lezama, pero eligió el Parque Irala porque no tiene vigilancia". aseguró a Rodionova Radiográfica.
 
Nuria Couto y Natalia Grenbenshicova fueron atacadas el 11 de octubre cuando salieron del colegio del que la mayor era egresada y actual empleada y la menor cursaba tercer año.
 
Con un grupo de jóvenes fueron al Parque Irala, a unas dos cuadras del estadio de Boca Juniors. Estaban tomando mate y festejando el cumpleaños de uno de ellos cuando apareció Bonetto.
 
Primero las observó y luego sacó entonces un cuchillo. Sin decir ni una palabra se les acercó y empezó a apuñalarlas.
 
El asesino causó cuatro heridas a Natalia y unas 20 a Nuria, la mayoría en el abdomen, hasta que un vecino que vio lo que pasaba le dio un botellazo en la cabeza, le sacó su cuchillo y se lo clavó en el parietal derecho, aunque sin atravesar el hueso del cráneo.
 
Los tres heridos fueron trasladados al hospital Argerich, aunque las heridas del veterinario no fueron de gravedad. En cambio Nuria, de 18 años, murió el 5 de noviembre y Natalia, de, murió el 23 de ese mismo mes, después de 43 días de agonía.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Cómo te afecta el aumento de los alquileres?