TARIFAZO

Sin acuerdo con las petroleras, el Gobierno demora el aumento de la nafta

El litro de nafta súper de YPF en Capital Federal se vendería, a partir de hoy, a 18,4 pesos. El Gobierno no consensuó con las petroleras una rebaja en el valor del barril local y decidió frenar el incremento.

El Gobierno nacional no consensuó con las petroleras una rebaja en el valor del barril de crudo que cobran localmente y por eso decidió frenar el incremento que pedían las empresas para las naftas, y que debía regir por estas horas.

Según confirmaron fuentes oficiales a Clarín, la reunión prevista entre el ministro de Energía, Juan José Aranguren, y representantes de las petroleras, a la mañana, no llegó a buen término y se decidió pasar a un "cuarto intermedio" hasta las 17. Mientras tanto, la suba de 8% prevista para aplicar en los surtidores quedó en veremos.

El litro de nafta súper de YPF en Capital Federal se vendería, con el aumento, a 18,4 pesos. En enero de 2015 costaba 13,8 pesos, en marzo de 2016 pasó a 14,6 pesos, en abril a 15,5, y a partir de mayo subió a 17,1. El litro de la Premium se conseguirá a 20,8 pesos, cuando en enero de 2015 estaba a 15,6 pesos, en marzo de 2016 a 16,5 pesos, en abril a 17,5 y en mayo a 19,3.

Desde el Ministerio de Energía a cargo de Juan José Aranguren, aseguraron que para este año ya están planeados otros tres incrementos y que el precio del combustible será revisado cada tres meses. En 2016 la nafta ya había registrado un ajuste del 31 por ciento, con aumentos escalonadas que se concentraron entre enero y mayo.

Las subas en los combustibles desencadenaron un incremento en el valor del transporte y, en consecuencia, en el precio final de la mayor parte de las mercaderías comercializadas en el mercado interno afectando principalmente a los productores de economías regionales. Esta medida impacta además de forma directa en la tasa de inflación.

“En un mercado libre, es decisión de los actores económicos cuál es el precio del combustible" 

Juan José Aranguren


Aranguren aseguró que “Las naftas como cualquier otro producto de la economía está sujeta a la variación de sus costos, que tienen que ver con el precio del petróleo crudo y la evolución del dólar” y agregó: “Las subas de este año van a depender de estos factores que no están bajo nuestra órbita. El año pasado subieron 31 por ciento, por debajo del resto de los precios de la economía”.

“En un mercado libre, es decisión de los actores económicos cuál es el precio del combustible. Pero la Argentina ha ido gradualmente acercándose a los precios internacionales en los últimos dos años y todavía falta” concluyó el ministro.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Qué opinás de la frase de la Vicepresidenta Gabriela Michetti: "Si yo fuera docente y ganara 9 mil pesos no haría paro"?